+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LEÓN EN VERSO

El negocio más boyante de León

 

luis urdiales
07/02/2018

El cambio de ciclo económico será pleno en León cuando todos los locales que dejó vacíos el descalabro de las caja de ahorros terminen ocupados por las casas de apuestas. Ya falta poco. Este avance imparable del negocio del envite es materia de primera calidad, un tajo fascinante para que los sociólogos rumien, con pausa, la carencia de sensaciones que atrapa a la gente, y puedan predecir el punto kilométrico exacto de la vía de alta velocidad emocional de las vidas vacías en el que se va a estazar la generación mejor preparada de la historia. La quinta que tenía encomendada la misión de echarse al hombro la responsabilidad de llevarnos al puente de la jubilación, que transita al otro lado del estado del bienestar, se ha arrojado a los brazos del azar. Del juego en vena, que aparece en el mismo árbol genealógico pero no es ni pariente lejano de la eclosión de endorfinas que sucede a completar el cartón del bingo antes de la bola cincuenta; de esa posibilidad de salir de caza en plena ciudad y disparar a bocajarro seiscientos pavos contra la opción de que rumualdiño marque de penalti antes del minuto 93. Ahora o nunca. Diez a uno; toma pan y moja. Lean los mensajes que transmiten las calles de la ciudad, consigna y grito de auxilio a la vez, en medio de esa fiebre de consumo veloz que tiene plazos de caducidad minúsculos, casi inapreciables para el común que planifica su existencia a diez o veinte años vista; a las 4.15 es pronto para decidir; a las 4.16, demasiado tarde. La expansión de letreros con trebolines de cuatro hojas es el compro oro de este nuevo quinquenio de oportunidades, que se plantea para el entierro definitivo de las frustraciones que derivaron del impago de los créditos y el fracaso de aquella dolce vita que colapsó con el reparto de hipotecas al por mayor. Ya hay casi más salones de juego que farmacias; señal también de que el dolor que mulle el día a día no se contiene con chutes de ibuprofeno de 600 miligramos en sobre. Hay gente que prueba con ganar en una jugada lo que suda en dos meses de nómina; por el mismo precio, se pierde hasta la pensión. Así se enganchan voluntades en serie a este nuevo negocio boyante que crea adictos. Como el tabaco, el alcohol o la coca; como los billetes de quinientos; adictivos, como los besos.