+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

AL TRASLUZ

No es un martes cualquiera

 

EDUARDO AGUIRRE
10/10/2017

En martes, ni te independices ni te embarques. Puigdemont puede incumplir hoy ambas advertencias del refranero. Me gustaría añadir «allá él», pero Cataluña no es suya sino de todos. Ahora, una parte del nacionalismo catalán pide que la independencia sea sólo ‘una miqueta’. Vamos, de lunes a miércoles. La llaman «separación unilateral simbólica». La CUP se opone, considera que sería separarse sólo de ombligo para arriba. ¿Y para abajo qué?, preguntan al presidente de la Generalitat. Son antisistema y asumen el caos como paso previo a la revolución. Puigdemont se ha limitado a decir: «Haremos lo que hemos venido a hacer». La oratoria de los hombres de paja nunca ha sido de tirar cohetes. Cataluña no puede separarse unilateralmente, pero tampoco por entregas. No podemos seguir más en el monotema político del separatismo. Somos un todo superior a sus partes, y la mayoría deseamos seguir manteniendo la actual unidad territorial. No estamos condenados a la convivencia forzosa, nos queremos más allá de nuestros chauvinismos.

El popular Pablo Casado cometió ayer el error de advertir que Puigdemont puede terminar como Companys. Se refería a que podía ser detenido, como lo fue este presidente de la Generalitat por proclamar en 1934 la República Catalana, pero debería haber recordado que en 1940 fue ejecutado en Montjüic, en una de las acciones más abyectas del franquismo. Lo aclaró enseguida, pero La Vanguardia aún lo mantenía horas después en la primera de su edición digital. Lo de Casado fue un involuntario error de tacto, lo de este medio una calculada e irresponsable maldad al servicio de la crispación en las calles. Y si no la hay, se inventa.

Según declaraciones de Artur Mas, en 2015, ningún banco abandonaría una Cataluña independiente. Menudo gurú del dinero ajeno. En estos días, pide que los catalanes le ayuden a pagar la fianza de 5,2 millones de euros que le ha sido impuesta. A lo mejor se tendría que haber empezado por ahí, por tocarles la fortunita personal. Hoy es el día para respaldar al Gobierno de España, en uno de los días más difíciles de nuestra Historia. Y para estar con quienes han perdido el miedo a proclamar: somos españoles y catalanes. Hoy no es un martes cualquiera.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla