+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA GALERNA

Otra forma de ver las cosas

 

ANA GIL
06/11/2018

Nuestra mentalidad va cambiando. Nos damos cuenta, aunque demasiado lentamente, de que esto no puede seguir así, el ritmo al que consumimos es tal que ya no hay quien lo aguante.

El mercado de segunda mano, al que antes se despreciaba, va tomando impulso. Veo tiendas que, siguiendo esta filosofía, van saliendo adelante. Un nuevo comercio que tiene mucho que decir en un panorama comercial en continua transformación. Existe otra manera de consumir, más sostenible, más humana y con más sentido común. El usar y tirar está perdiendo tirón en favor de la máxima ‘comprar menos, pero mejor’.

Así lo dice la nueva campaña publicitaria de una conocida marca de ropa española. Un sector, el de la moda, que es uno de los mayores exponentes del usar y tirar. Ropa que dura poco, que sólo sigue los dictados de lo que se lleve esa temporada, para quedar relegada al fondo del armario cuando llega la siguiente tendencia. Y vuelta a empezar. Un camino de corto recorrido que se repite una y otra vez, generando cantidades ingentes de ropa en desuso que aumenta la ya de por si imposible cantidad de desperdicios de todo tipo que apestan al mundo. Por eso el mercado de segunda mano supone un pequeño respiro para el Planeta. Una nueva forma de cerrar el círculo y de poner fin al sinsentido de comprar-usar-tirar. Lo que a mi ya no me vale, no me gusta o no necesito supone la oportunidad perfecta para otra persona. Las cosas pueden tener muchas vidas.

Conviene recordarlo ahora que el ambiente empieza a oler a Navidad. Comienzan a proliferar los catálogos de todo tipo que invitan a comprar juguetes, trajes de fiesta, turrones, adornos para el árbol, diademas con cuernos de reno, panderetas para acompañar el villancico, peladillas, detalles de amigo invisible, disfraces de Papá Noel para amenizar las veladas familiares... Si, ha empezado la época de consumo por excelencia, la locura navideña que, aunque entrañable, no deja de ser una suerte de ida de olla monumental que, por lo menos este año, podría invitarnos a reflexionar. Es una virtud ser generoso con los demás y son unos días muy esperados por el comercio. No se trata de comprar menos, sino de comprar mejor. Y, si no, siempre podemos darle otra oportunidad.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla