+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TRIBUNA

¿Otra vez la Guerra Civil? ¿No merecen una película los EREs de Andalucía?

 

JOSÉ MARÍA PRIETO SERRA ESCRITOR Y EXPERTO en márketing y comunICACIÓN
13/06/2018

Amenábar, no te estás portando. Eres joven, eres actual, eres buen director y sin embargo, en esta ocasión, en mi opinión, has metido la pata hasta el corvejón. Todo el mundo, es una forma de hablar o de escribir, está haciendo enormes esfuerzos para olvidar de una vez por todas, lo que pasó en aquella terrible guerra. Se cometieron injusticias y hasta barbaridades, por ambos mandos. Pero ya pasó. La gente quiere y necesita olvidar. Quiere que comencemos de una puñetera vez una vida con todo el país mirando hacia delante. Con nuestros jóvenes limpios y ansiosos de hacer cosas buenas para nuestro país.

En eso, Alemania nos da un ejemplo. Alemania y otros muchos países. En otras muchas cosas, también, pero hoy nos interesa esto. Después del desastre de los alemanes en la segunda guerra mundial, todos los alemanes reman en la misma dirección. Les interesa su país y punto. ¿No es eso importante? Desde luego es un camino para conquistar el futuro y en eso están.

Pobrecitos de nosotros. Nos creemos los reyes del mambo y no sabemos mover los pies.

Me engaño a mí mismo creyendo que nuestros jóvenes limpios y ansiosos en hacer cosas buenas para nuestro país, es suficiente. Y no lo es. Al menos no todos los jóvenes. Tu eres joven Amenábar. Tú no has vivido la guerra ni por asomo. Gracias a Dios. Aunque tú no seas creyente, gracias a Dios. Y por mucho que hayas leído, estudiado, y te hayan comentado, tu no la has vivido y eso, haberla vivido, manda mucho.

Es como si yo me pongo a escribir como se dirige una película. ¿Qué te parecería? No hombre, primero hay que dirigir, o sea vivir el tema y si acaso, después, siempre después, quizá puedas decir algo. Todo lo demás no vale. No vale para nosotros. Parece que para ti, sí. ¡Qué cosas!

El caso es que otra vez, una vez mas, y van no se cuantas tendremos una nueva versión de nuestra maldita Guerra Civil. Parece que, en esta ocasión con el objetivo puesto en la bella Salamanca y haciendo referencia a Unamuno. No niego que se haga una buena película desde el punto de vista del arte cinematográfico.

Digo y vuelvo a decir que ya va siendo hora que nos olvidemos de la guerra civil que tanta tinta ha derrochado, que tantos muertos causó, que tantas injusticias propició. Repito que por ambos bandos.

Por favor, no volvamos a los modos de Zapatero que estaba obsesionado con ganar esa guerra setenta años después. Este hombre se empeña en empresas inalcanzables. Ahora está como ángel salvador de Maduro. Que buen ojo. Quién sabe donde terminarán ambos. Pero ese es otro tema.

Y quiero preguntarme aquí y ahora algo que, con seguridad se preguntan millones, sí millones de españoles. ¿Por qué tanto empeño en que la guerra civil este presente hoy día en el cine, en los libros, en la prensa, y sin embargo, como decían los antiguos, jamás de los jamases aparece por aquí el tema de los ERE en Andalucía. ¿Qué ha pasado mucho tiempo? ¿Y de nuestra guerra civil no? ¿Qué nos es un tema actual? ¿Y nuestra Guerra Civil sí?

¿Qué es un tema ya olvidado? ¿Y nuestra Guerra Civil no?

Hay que convenir, pese a quien pese, que no sabemos manejar esos temas. Bueno ni esos ni otros muchos. No hay más que ver como está nuestro panorama nacional y el otro, para saber donde estamos.

Pero quiero recalcar; lo más importante no es saber donde estamos, lo importante es decidir, todos juntos, donde queremos ir. Por los episodios que estamos viviendo, el analista más tonto diría sin pensarlo que no tenemos ni idea de donde vamos, aunque demos clases de saberlo. Ni puta idea.

Y Europa, esa Europa de la que todos queremos presumir, riéndose de nosotros y de nuestro tercermundismo. ¡Cuánto nos queda aún!

Nosotros nos preocupamos y hacemos chistes sobre un chalé y los europeos, de verdad, jugando en la Champions y siendo protagonistas en foros donde nosotros jamás llegaremos. Batir el record Guinness de cortar cecina sí pero de intentar que se nos respete en reuniones internacionales donde, de verdad, se corta el bacalao, de eso nada monada.

Por eso decía y defendía al comienzo de mi artículo que menos Guerra Civil, que ya es más antigua que la vida misma y más temas actuales que lleven a nuestro país allá dónde debe estar. Dónde debe estar, de verdad. Aquí, siempre lo defenderé, hay talento pero está prisionero de nuestros propios complejos. Soltémonos ya. Estamos en el siglo XXI, y a mucha de nuestra gente, de nuestros compatriotas les asusta lo nuevo, lo joven, lo actual y lo innovador.

España se merece mucho más y podemos conseguirlo, pero por favor Amenábar, basta ya de guerra civil. Estamos más que hartos.

¿Es que, de verdad, no nos merecemos ya estar en otras e interesantes cosas?