Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

cuarto creciente

Paco, el payaso

carlos fidalgo
06/07/2017

 

En Alemania ha muerto un payaso. Uno de los buenos. De los que hacen reír detrás de una máscara. Y de los que hacen llorar cuando ya no están.

Ese payaso era un viejo clown desgastado, «un pastor de la oscuridad y un dulce insurrecto del infierno», ha escrito de él el poeta Juan Carlos Mestre, que lo admiraba.

Tenía un nombre muy normal ese payaso. Y un apellido corriente. Paco González, se llamaba, como tantos otros. Pero me cuenta Miguel Ángel Varela, el director del Teatro Bergidum y la persona que trajo a Ponferrada su espectáculo Ristorante Inmortale después de disfrutarlo en una nave de Berlín hace veinte años, que probablemente haya sido la figura más importante del teatro en el Bierzo. Por algo Ristorante Inmortale, estrenado aquí, recorrió después medio mundo

Antes de ser eso, un payaso de éxito, un clown insurrecto, una sonrisa detrás de una máscara y un eco que se apaga despacio, Paco González fue niño en un pueblo de Valdeorras, donde quizá le traigan ahora que ha muerto, y en Fabero. Sus padres emigraron a Alemania, como tanta gente de nombre y apellidos corrientes, y allí aprendió el oficio de fontanero. Y allí, sobre todo, le enseñaron a ser payaso en una escuela de interpretación donde intuyeron su talento con la mímica y los gestos, en la mejor tradición de los clowns.

Después llegaron las máscaras. Los compañeros de la compañía Familie Flöz, el estreno en Ponferrada, el éxito, los aplausos, las giras, los escenarios. Y nunca un restaurante fue tan divertido. Pocas veces una máscara enseñó tanto.

Yo estaba el día de aquel estreno en el patio de butacas del Bergidum, asombrado por la riqueza de matices que Paco y sus compañeros nos transmitían sin cambiarse de careta. La risa. La emoción. La melancolía. La hilaridad.

De todos los espectáculos que he visto en estos veinte años en el teatro municipal siempre me acuerdo de Rafael Álvarez, el brujo, que nunca defrauda, y de Paco González y su Ristorante Inmortale. Paco y su Teatro Delusio. Paco, el payaso, le llamaban. Porque lo era. Un payaso muy grande. De los que hacen reír detrás de una máscara. De los que hay que llorar cuando se van.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria

Diario de León