+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

FUERA DE JUEGO

Paranoias que hartan

 

CARLOS FRÁ
08/11/2018

La causalidad me brindó hace unos días la oportunidad de reencontrarme, en la cola para comprar el pan, con una buena amiga —no pondré vieja porque el castellano es demasiado polisémico—. Me hizo reír con un comentario sobre las ruedas de molino políticas con las que comulga su hija —dice que milita en esa amalgama de siglas que recuerda los grupos palestinos de la vida de Brian—. Lo de Venezuela, pura invención del occidente capitalista... Lo recordaba a raíz de la entrevista a Errejón que salió del armario demócrata para alabar esos paraísos con los que sueñan. ¿Recuerdan sus críticas hacia una España en la que la pobreza era insostenible? ¿Se arregló ya? Las oenegés dicen que no. Pero parece que muchos se han olvidado de todo aquello.

Es lo que tiene el sectarismo, ese que nos exhiben nuestros políticos con giros de 180 grados que les permiten cambiar alabanzas por ultimátum en cuanto toca relevo en los gobiernos. Y ese que facilita el enviar al justificadero o al silenciómetro cualquier barbaridad si surge de las filas propias.

Venía todo esto a modo introductorio —uf, veo que se me ha evaporado ya la mitad del espacio— a la oportunidad de oro que están ofreciendo las jornadas del Diario sobre la Economía a Debate y la Divulgación de la Labor Social en León. Como en ambos casos se ha superado el ecuador de las sesiones programadas parece factible un primer balance. Y junto al notable éxito de público en unos tiempos en los que cualquier escucha se nos hace muy dura, resulta llamativo descubrir que hay personas que merecen la pena por lo que están haciendo, así calladamente, sin predicar a diario. Resulta que los que saben de números de verdad nos dicen que sí hay oportunidad, que peleando se pueden mejorar las cosas y que lo que sobra es el derrotismo y el victimismo. Y los otros, los sociales, nos permiten acercarnos incluso a testimonios directos de personas que se benefician del trabajo altruista que realizan nuestros vecinos sin que nos enteremos.

Lamentablemente a diario aguantamos paranoias, voceros de la nada y leccioneros que siguen empecinados en el para qué, en el cuanto peor mejor...

Lo último. León, Patrimonio de la Humanidad. Qué bobada. Total, no nos lo van a dar...




Buscar tiempo en otra localidad