+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Promonumenta

 

EN BLANCO. JAVIER TOMÉ
22/01/2017

Suelo aprovechar el tiempo muerto del invierno, con esos fríos polares que hasta hielan el gesto al bueno de Guzmán, en repasar papeles y publicaciones que aguardan su turno en la mesa de novedades. Este año ha sido el turno de la revista editada por Promonumenta, esa ventana abierta al alma leonesa cuya razón de ser consiste en perpetuar la memoria familiar y colectiva de nuestro pueblo. Cabalgando siempre sobre el mito y la historia, sus entregados socios y simpatizantes luchan contra viento y marea por preservar una identidad forjada a lo largo de los siglos. Un código de comportamiento que viene a paliar la incuria, el abandono y poco menos que el desprecio burocrático hacia un patrimonio monumental que, especialmente en el ámbito rural, se cae a pedazos. En fin… León es un pozo inagotable de Historia y de historias como las que nos cuenta esta revista dirigida con tino y buen gusto por Víctor Manuel Ferrero, empeñado en poner en valor el oro de la memoria y el coraje de unas raíces compartidas.

Aprovechando el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, la columna vertebral de la publicación gira en torno al Quijote, una obra ligada por muchos motivos a la geografía, las costumbres y el habla del viejo Reino de León. Y junto a este tema central, toda una serie de propuestas impregnadas por el ADN local. Por ejemplo, otra redonda efemérides, la del santuario de la Virgen de la Velilla, uno de los monumentos religiosos más destacados de la montaña. Allá en Riaño, y pasamos a otro asunto, el agua ha sido desde siempre motivo de culto debido a su pasión por fecundarlo todo. También se reserva un hueco para la hermandad de Santa Marta, con un documentado y ameno trabajo de Eduardo Álvarez, y para rememorar el pasado y el presente del León judío, una constante en la vida capitalina ya que la presencia hebrea está documentada en el remoto año 905. Hay más cosas, como la cruda radiografía de la penosa situación que vive la basílica de Marialba, uno de los caballos de batalla de la actuación pública de Promonumenta y sus buenas y entusiastas gentes.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla