+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

fuego amigo

Puentes al sur

 

ernesto escapa
06/01/2018

En los extremos provinciales del Eria y Órbigo un par de pasos históricos singulares cumplen su centenario entre el otoño del pasado año y este 2018 recién estrenado. El 10 de octubre de 1917 se habilitó al tráfico rodado la senda episcopal que cruza el Eria en Castrocalbón por un airoso puente metálico de dos tramos adornados con un par de celosías trianguladas. El tablero de circulación asfaltado tiene a cada lado una pasarela metálica con barandilla, desde la que retrata en Navidades el río de sus ancestros el periodista cupero David Fernández Ramos. El Eria, que baja del Teleno cabreirés con pepitas de oro, se entrega al Órbigo junto a Manganeses.

Más historia tiene el puente de la Vizana, en la antesala de Alija del Infantado, que sirvió de paso a la cañada pecuaria y también a la Vía de la Plata. El paso de ganado trashumante se fue derivando hacia Cebrones del Río antes de que los ingleses, en su retirada hacia Galicia, volaran la bóveda de más luz a fines de 1808. Fue el siglo durante el que la travesía tuvo que hacerse por medio de una barca, perjudicando el acceso tradicional del comercio arriero. A su lado prosperaron edificios de postas. Su longitud rebasa los cien metros articulados en cinco bóvedas y la retención de un azud ofrece un embalse fluvial muy apreciado por los bañistas. Entre el puente y el pueblo se encuentra el complejo recreativo de Ozaniego.

Este tramo del Órbigo ha estado sometido a las variaciones de su cauce, que a veces se convirtieron en auténticas acometidas. Quizá de ahí la precaución de los vecinos de Alija, que retreparon su caserío por la pendiente del pinar, donde mana la fuente de San Ignacio, un caño medicinal hasta el que suben cada tarde con el buen tiempo en busca de deleite y a buscar provisiones. El caño de San Ignacio exhibe en una placa la composición de sus aguas, que están indicadas para bajar peso, ayudar a los filtros renales y echar una mano a las digestiones. También ofrece un mirador excelente sobre la planicie del valle.

Alija fue uno de los pueblos que mudó en la posguerra su apellido frutal de los Melones por el nobiliario del Infantado, que actualmente arropa su nombre. El territorio de Alija da entrada a la Vía de la Plata por la Vizana y despide al Órbigo de la provincia. Durante siglos las avenidas y desbordamientos del río arruinaron los cultivos de la vega y a menudo también su caserío, que además fue pasto de las llamas. El incendio de 1887 arrasó incluso los muros de su castillo, reconstruido poco antes por los duques de Pastrana, sacándolo de la estrategia de tierra quemada puesta en práctica por los ingleses durante la Guerra de Independencia. Hace poco, recuperó la estampa en su cara más visible.

Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por Josep Rien 15:41 - 06.01.2018

Hoy glosabais a los arquitectos que rehabilitan casas, cómo casas rurales, ¡bién¡, después están los puentes para ingenieros rehabilitadores, como en el río Cènia donde cada vez que llueve desaparecen puentes del XII o de 10 siglos más viejos, las derivaciones para molinos de harina, o talleres que trabajan el hierro que no sabemos ni dónde están, esto para otros tipos de ingenieros.O las minas de León que destacaís a veces, ¡cuantas cosas no se mencionan y son históricas¡.