+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El Purple de C’s

 

CUERPO A TIERRA. ANTONIO MANILLA
04/01/2017

Estaba la ciudad llena de mods y no daba la sensación de que se hubiera elegantizado el ambiente. El tipo de boina a rosca y cachava, que ya casi no se ve por estas calles porque los pueblos se mudaron a la city hace treinta años, cuando los pantanos, seguía presente porque es un fantasma fundacional, perenne, imborrable. Se manifiesta en el gris de las zamarras de los paisanos y en las conversaciones de cierzo de las paisanas.

Uno esperaba demasiado, quizá, de la invasión púrpura, igual que cada año. No que deshiciera el carámbano sentimental local pero que al menos le acortase la punta, que uno también tiene sus utopías de andar por casa, más en un año en que la nieve se ha demorado aunque el otoño llegara en hora, según los datos de la última Encuesta de Población Activa.

Tiene mucho mérito una manifestación como el Purple Weekend en una urbe por lo general apagada y fría como León: aunque su espíritu no cale demasiado en nosotros, sus lugareños, logra convertirla por unos días en la capital mundial del optimismo cromático. O, al menos, en su espejismo. Pues la música está en todas partes, hasta donde no se piensa.

El festival mod comparte con el de la magia esa capacidad de sorprendente ubicuidad que es el hacerse presente donde menos se lo espera, y cualquier esquina puede evocar Londres durante un rato. Envuelta en el papel de regalo de la música, es como si la ciudad y hasta el silencio cantasen.

Imbuidos de esa sugestión, otra vez, hasta los concejales de Ciudadanos se animaron a participar en el concierto. Cantan tanto los concejales de Ciudadanos, que se llega a dudar si conforman un grupo municipal o un grupo musical. Harían bien, además de encaramarse a todos los escenarios, rodeándose de algunos asesores capaces: visto que ellos están a la canción, alguien debería llevar la música con cierto compás, tener pensado al menos cuál va a ser el próximo tema.

Son provisionales en casi todo. Ahora apoyo el conservatorio en los bajos del campo de fútbol, ahora le retiro mi apoyo; dos años en el Consorcio de Turismo de la Diputación y ahora no me gusta… La improvisación, aunque parezca que no, se basa en el talento. Y la elegancia, sea rural o cosmopolita, pueblerina o urbanita, también.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla