+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

AL TRASLUZ

Sociología con truco

 

EDUARDO AGUIRRE
04/12/2018

En el siglo XVII,el actual responsable del CIS ya estaría en galeras, y antes le hubiesen invitado a vaticinar cuántos años iba a permanecer dándole al remo. José Félix Tezanos predijo que Susana Díaz obtendría el 37% de los votos y 47 escaños. Si Guillermo Tell llega a tener con la ballesta la puntería de este sociólogo con sus cálculos, entonces, la cabeza del chaval hubiese tenido que ir a recogerla a Cercedilla. Y la manzana, a Albacete.

Lo de don Félix no ha sido un fallín, sino recochineo: el 28% de los votos y 33 escaños. En efecto, en el XVII estaría ya en el mismo banco que Ben-Hur y Ginesillo de Pasamonte. Pronosticó que Vox obtendría un diputado y ha sacado doce, como los cascabeles del caballo de Joselito. Vale, ningún gobernante paga que se le llame feo, pero tampoco hay que pasarse en la coba al jefe. La sociología ofrece herramientas para hacer diagnósticos fiables, pero es indispensable desear hacerlos. Se aferró al axioma de que una parte del electorado vota al que las encuestas dan por ganador. En definitiva, que vota de acuerdo al «¡viva el que vence!». Por tanto, concluyó, no hay más que pronosticarles quién será el ganador para que finalmente lo sea. A veces, al parecer, funciona. Aramís Fuster con los ojos vendados hubiese acertado más en sus predicciones. Por cierto, Santiago Abascal, el líder de Vox también es sociólogo.

Tan peligroso me parece Rufián como Abascal, por citar dos casos. O Trump que Putin, por citar otros dos. No se nos ponga en la tesitura de escoger si prefiero que me muerda el Hombre Lobo o Drácula. ¿Hacia qué mundo nos abocan los extremos? Mejor no hago predicciones, no vaya a tener que hacerme Tezanos un hueco en el banco de la galera.

Pero sí, haré un vaticinio: si no salimos de verdad de la crisis económica, y sin que suponga la eliminación de los más débiles, la sociedad generará un resentimiento que a muchos les hará soñar «con mares prohibidos», como a aquel marinero, único superviviente de la locura del capitán Ahab en su persecución febril de la ballena blanca. Entonces, Rufián y Abascal, Trump y Putin, el Hombre Lobo y Drácula… serán angelitos comparados con los que, de momento, permanecen agazapados en la oscuridad.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla