+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Sonrojo soberanista

 

el gallo
12/10/2017

Entendido lo valioso de un Estado que ofrece garantías a los ciudadanos y los protege de la arbitrariedad, sorprende el desparpajo con que Puigdemont y su panda de soberanistas hablan de «la ley» cuando se refieren a los bodrios aprobados ilegalmente el 6 y el 8 de septiembre, a pesar de los avisos de los letrados de la propia institución parlamentaria, de la proscripción del Constitucional y de la evidencia pedestre de que ni el parlamento autonómico tenía competencia ni el proceso legislativo se ajustaba a los procedimientos tasados establecidos. Y es asimismo sorprendente que, a la vista de lo ocurrido, no se sonrojen los soberanistas que hablan del referéndum del 1-O como si se tratara de un desarrollo democrático real, cuando es notorio —lo dicen hasta los observadores internacionales llamados por los independentistas— que la consulta careció de las más elementales garantías, que no se cuidaron ni las formas y que el escrutinio fue una especie de broma festivalera. ¿No les duele a los próceres soberanistas tanto desprecio a un modelo de convivencia sutil e inteligente, como es el democrático?

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla