Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

TRIBUNA

Vida que nace, vida ebria de vida

Carlos Antón Roger funcionario de prisiones
02/01/2018

 

Ni soy juez, ni quiero considerarme como tal, pero veo y leo el sentir norteamericano, con sus carencias literarias, al fin de su corta historia, y quien quisiera establecer un común que lo aúpe, en estar en igualdad con el resto del mundo... Me intentaré explicar a lo largo del presente artículo, aunque la introdución nada tiene que ver con lo que intento explicar. Jonh F. Toole autor de la Conjura de los Necios en época cercana (1980), con similitud a través de varios eruditos con el Quijote de Cervantes. Aberración en cuanto a tiempo y forma ‘santo dios’ para los católicos, y si de cierto hay algo, tal vez en cuanto al tiempo, fundamentos o arrogancia, se paseaba en que el protagonista del digamos conspicuo Toole, tenía o añadía un toque copista de inhumano hacia don Quijote. Nada más lejos de lo irreal e inclusive alienado en tiempo y forma, del sentir español en contraposición con lo incierto norteamericano. Qué más añadir, ¿copia de siglos pasados?

Todos lo sabemos. Una nueva vida, sí. De una nueva vida que nos ha marcado y nos seguirá marcando por siempre, es la forma de ser, del sentir y hacer de lo irreal, lo real. La forma se podría decir, ‘paquete/exprés’. Sin conocimiento o notificación de lo apuntado, sin noticia, sin saber... ni horas, días, meses... Tiempo, distancia, te van acumulando las noticias del saber o querer saber, o tal vez son ellos los que quieren ser protagonistas del acontecimiento. Añadía Miguel de Cervantes que la disposición polimorfa de los niños, podía ser considerada como la fuente de un gran número de nuestras vicisitudes.

Y digo, o diremos todos, que el neonato ahora y siempre merece y merecerá el respeto; la vida les pondrá en su sitio, sin pasado (no existe) y ¿sin futuro? Tendrán que actuar en el presente, el día a día, pretenderlo, impuesto, sin desearlo (¿podrán?) y somos; nos sentiremos orgullosos del momento actual, del ahora, sabidurías de la edad más tarde, en la madurez, pero falta tanto para la adquisición de la sabiduría, llegaremos, si no nos derrumbamos por el camino.

Mi pensar es que a los pequeños, los debemos tratar como si fueran las personas que puedan ser o debieran ser, con máximo respeto y sin mentiras (con las mentiras llegamos muy lejos, el problema es que jamás podremos volver) y es el niño el que capta el no retorno. Necesito retomar de Cervantes, ya que él analizaba sus escritos en relación con los púberes, transparentes en obras inmemorables, y su sentir en esa historia que sigue y seguirá por muchos siglos. El sentir familiar en contra de la propia pareja, nunca se pierde o se perderá, con esos matices por él abonados, que así sean por siempre. 

Carl Jung, coetaneo de S. Freud y a la vez defensor a ultranza de la niñez (El conocimiento como deseo), antepuso siempre los ocho tipos de personalidad, partiendo de la dicha edad temprana, indicándonos a todos por tanto, la veracidad del nacer puro y genuino.

Ahora bien, en este artículo que quiero matizar, analizar o tal vez interesar, sus pensamientos me dirigen a transcripciones obradas e inmemorables, dejando su sentir y siguiendo en la historia. El saber familiar en contra de la propia pareja; jamás se pierde o se perderá; con los dos autores mencionados y tomados como ejemplo, la diferencia familiar de ambos quedó patente en el tiempo. Cervantes con niñez extrovertida y familia amplia y Toole, reprimido, hijo único y «preso» por así decirlo de su propia madre, llegando ambos a escribir, libro parejo; una gran masa trasnochada de gente, así lo manifestaba. En este pequeño trozo o matiz de ambos, quisiera establecer mi diferencia y la de todos, entre la igualdad, que como apunté se pretendió establecer entre ambos y con respecto a un solo libro (Don Quijote y La Conjura de los necios) ¿Alguien podría equiparar a ambos escritores?

Sería imposible por gran cantidad de razones y fundamentos. Retomando el título del artículo y sirviendo lo dicho como de gran valía, la preocupante natalidad, no en cuanto a escritores o literatos, sino más bien en el concurso social, cultural o familiar, pretende formas de vida distintas a la expresión indicado por C. Jung, en relación con los niños (El conocimiento como deseo) y lo cierto es que hoy se escribe más de todo y todos, tal vez por cercanía o por el tiempo, con los que llegan a la vida, hermanos, hijos, nietos... vidas nuevas con un cierto retroceso a siglos anteriores. Pienso y auguro en la enseñanza como costumbre de educación, aún inclusive desde el nacimiento, a que no se someta a nadie, a ninguno, a la misma historia ¿por que no? Dejen a estos mismos imaginar su propia pubescencia, sin manejos obsoletos y trasnochados por los dichos siglos; el resultado será el avance en la vida, en los mismos términos pero con seguridad, con otros contenidos y dejar que los remordimientos pasados y actuales, pasen a segundo plano.

Me involucro en lecturas afines a lo expuesto y mi ego me conduce a razonar, si realmente mi nieto, se merece esta vida, tan por mí resumida o simplificada; no obstante, intuyo que no es mi ego el que llega, ya lo tenía algo domeñado, eso creo, acaso, el enfoque que puedo dar a un ser que carece de mi propio saber; de todo y nada.

Mucho antes de los diez años el niño, los niños, contemplan las cosas a cada instante, sin fijar la vista, ni detenerse en nada concreto, se funden en su alrededor con ellas y les acompañan, y estos son los principios de la higiene mental de sus pocos años. ¿Llegaré a entrar en esos años en los que pueda dejar una pequeña impronta en él? El arte del niño, es seducción, no rapto, por siempre.

 

Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León