+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

HOJAS DE CHOPO

Villafranca del Bierzo

 

ALFONSO GARCÍA
11/09/2017

La villa berciana, franca, hermosa y abierta, está a punto de cerrar el verano con las fiestas del Cristo, que abren las puertas de la rutina invernal después de la intensidad del verano. Además de los mejores deseos para los villafranquinos, en ese entorno mágico en que se desenvuelven sus quehaceres diarios, la realidad me invita a una reflexión que subyace a la de este enclave singular, excepcional, de una belleza extraordinaria y de una riqueza patrimonial que seguramente lo hace único en la provincia. Pocos días después un congreso hará que Villafranca sea el centro del cuento en la literatura actual. Otro punto de vista que la singulariza en el panorama cultural —poesía, narrativa, música…—, con la recuperación y promoción de algunos eventos, en buena parte gracias al tesón del gobierno municipal, muy joven y dinámico, que está empeñado en potenciar las señas de identidad de la Villa del Cúa. Venir a servir, no a ser servido.

Aquí quería llegar. Lo tienen difícil, es verdad, hasta que no solucionen de forma definitiva la espinosa herencia económica recibida, que maniata casi cualquier intento de inversión y gasto. No sé con exactitud cómo está el asunto del polígono, una posible salida. Es verdad que han recibido una apreciable cantidad recientemente para realizar un estudio que garantice una mejor entrada, más racional y práctica, a la villa. Pero es muy urgente desviar el tráfico interno de la Calle del Agua, arteria que no solo define su vocación jacobea, sino que, quizá por ello, concentre no pocos palacios, casonas y edificios que invitan a gozar de patrimonio tan generoso, huyendo de lentos deterioros y aberraciones como algunas de las que ya se han cometido.

Cada día creo más justo el viejo axioma que testifica el principio de que a casos excepcionales, medidas excepcionales. Evidentemente, hay, o debe haber, normas objetivas que regulen los presupuestos y su aplicación. Como en toda norma, las excepciones, que, aunque no dimanadas de las partidas presupuestarias directamente, no pueden perder de vista esos casos excepcionales, como lo es el de Villafranca, incapaz de afrontarlo de otra manera. Las entidades administrativas de mayor rango deben tenerlo muy en cuenta a la hora de las consideraciones particulares a fin de evitar lamentaciones. La Villa del Burbia tiene un patrimonio que ha de ser preservado y atendido como bien común y, como tal, de interés y compromiso común. Felices fiestas.

Buscar tiempo en otra localidad