+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El abandono de perros se dispara en cuatro años y la tendencia va al alza

En 2013 fueron diez los animales registrados por la Policía Local y en 2017 la cifra llegó a 55.

 

Ángel Iglesias, Arsenio García y Juan Carlos Rodríguez desglosan la memoria de actuaciones. A.V. -

07/03/2018

a.g. valencia | astorga

Hora de hacer balance. La Policía Local de Astorga ya tiene sobre la mesa la memoria de actuaciones de 2017, una completa estadística que ayer fue desglosada por el alcalde, Arsenio García, el concejal de Seguridad Ciudadana, Ángel Iglesias, y por el jefe del cuerpo, Juan Carlos Rodríguez, quien alertó de que los abandonos de perros siguen al alza y la tendencia es que continúe así porque «se siguen modas y después las personas no son responsables», aseguró. Una afirmación avalada con datos y, es que, desde el 2013 los abandonos se han multiplicado por cinco. Hace cuatro años, la policía y la perrera detectaron diez casos, mientras que 2017 cerró con 55. De éstos muchos acabaron en la perrera y en otro porcentaje se volvió a localizar a los dueños.

En lo que respecta a las sanciones, Rodríguez argumentó con datos que «no existe ningún afán recaudador» y prueba de ello es que «se han reducido un 31%». En números redondos, y sin contar con las de rádar, la Policía Local interpuso 687. Además, llevaron a cabo once controles de drogas con los nuevos dispositivos y resultaron positivos cuatro. El pasado año, los agentes realizaron menos pruebas de alcoholemia, respecto a 2016, aunque se registró un mayor números de positivos, e igualmente, se llevaron a cabo campañas específicas como de control del cinturón o de los dispositivos de seguridad para los niños.

También en 2016 la policía registró un aumento de llamadas, hasta las 2.151, lo que «denota que se sigue confiando en nosotros», apuntó el jefe, quien destacó que en cuanto a las intervenciones hubo un incremento de atenciones a las personas mayores, hasta 75 el año pasado, más de doble respecto a 2013 cuando se contabilizaron 33. «Estos datos son una prueba más del envejecimiento de la población en la ciudad», subrayaron los responsables.

Entre las actuaciones previstas para mejorar la seguridad, el Ayuntamiento está a la espera de que la Junta autorice un proyecto, que presentó el pasado verano, para colocar entre 12 y 14 cámaras de seguridad por toda la ciudad, tanto en el centro, como en los barrios y también el polígono. El plan, valorado en 300.000 euros, se acometerá por fases, según explicaron ayer, aunque con el despliegue de la fibra óptica se prevé que parte del coste ya se haya sufragado. Además, este sistema, que utilizará la última tecnología permitirá a los agentes controlar las imágenes de las cámaras desde los propios coches para actuar, en caso de que sea necesario, en la mayor brevedad posible una vez que comiencen a funcionar.

Otro de los compromisos que desde el equipo de Gobierno se puso sobre la mesa fueron las obras para terminar el futuro cuartel de la Policía Local, unas actuaciones que llevan paradas desde la legislatura pasada.

La plantilla de la Policía Local de Astorga —donde también empieza a acusarse el envejecimiento— cuenta actualmente con 19 efectivos y, además, está previsto que en octubre tomen posesión de sus cargos los dos nuevos agentes que ahora están en la Academia en Ávila terminando su formación.

Dotaciones

Por último, el alcalde reconoció que se tratará de mejorar las dotaciones materiales y humanas y recordó que ya se han adquirido nuevas pistolas y lo siguiente serán los uniformes. También alabó el trabajo de los agentes, sin los cuales «Astorga sería más insegura», terminó.



Club de prensa