+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Apamcyl denuncia deficiencias en el control de la caza del lobo

El sistema permite abatir más ejemplares que los autorizados o legalizar capturas irregulares.

 

Ejemplar de lobo ibérico abatido y debidamente precintado. APAMCYL -

13/08/2017

A. Domingo | Redacción

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León (Apamcyl) considera deficiente el sistema de la Administración autonómica para controlar la caza del lobo en la comunidad autónoma como lo demuestran el número de ejemplares abatidos en la temporada de caza 2016/2017 en la Montaña de Luna, donde se precintaron siete lobos en vez de los cuatro autorizados. De esta manera, el Plan de Aprovechamientos Cinegéticos Comarcales publicado a principios de este mes «reduce de cuatro a dos lobos» los que se podrán abatir en la presente temporada, «para compensar» el exceso de los cazados en la última campaña.

Apamcyl considera grave que la Junta admite en el último plan publicado «el incumplimiento» del anterior, «bien por la mala praxis» en el control de los lobos legalmente abatidos «o por el incumplimiento de las condiciones de las autorizaciones por parte de los titulares o arrendatarios cinegéticos», ya que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente no se suspendió la caza una vez alcanzado el cupo.

La asociación profesional explica que el sistema de precintado de piezas cobradas «concede más autorizaciones —precintos— de caza que animales establecidos como cupo comarcal» y «deja en manos del titular de la autorización el aviso telefónico inmediato» a la consejería, a fin de que ésta anule los precintos no utilizados una vez alcanzado el cupo.

Apamcyl considera que con este sistema podrían darse situaciones irregulares, de manera que «durante una misma jornada» podrían abatirse más de los cánidos autorizados en una comarca o legalizarse en las últimas jornadas de caza «lobos abatidos ilegalmente durante el año» —conservados, por ejemplo, «en congeladores»—, con la colocación de fraudulenta de los precintos.

El sistema de precintado, «que puede conllevar la eliminación o desestructuración de grupos reproductores», los agentes exigen «un sistema de precintado más eficaz y transparente». Proponen que los precintos estén en su poder y sean estos profesionales los que los coloquen nada más abatirse el animal, práctica que se utilizó en Burgos hasta la campaña 2015/2016. Además, consideran que el reparto de más precintos que el número de animales autorizados y la comunicación de la caza de un cánido a u número de teléfono imposibilita el conteo de éstos en tiempo real.

Por otra parte, Apamcyl considera «incomprensible» el pago de los daños del lobo al norte del río Duero —donde es posible la caza de la especie— «cuando no se dan las mínimas medidas preventivas de daños a la ganadería en muchas explotaciones».

Noticias relacionadas



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla