+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA HISTORIA DEL METEORITO LLAMADO ARDÓN

Ardón viajó por el Sistema Solar durante 26 millones de años antes de llegar a la Tierra

El meteorito de Rosa González procede de un asteroide primitivo que nació hace 4.565 millones de años

 

El astrofísico Josep María Trigo, director del equipo investigador, muestra el meteorito Ardón, ayer, en la sede del CSIC. - RAQUEL P. VIECO

PACHO RODRÍGUEZ | MADRID
11/04/2014

«Hace 26 millones de años, la roca que produjo Ardón, el meteorito de León, salió despedida de su asteroide por un gran impacto». Así lo contó ayer a la prensa española Josep María Trigo, experto del Grupo de Meteoritos del Instituto de Ciencias de Espacio del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas), que desplegó sus dotes didácticas al presentar en sociedad el hallazgo. La historia, conocida desde hace meses, cuenta que el 9 de julio de 1931, a las 9.30 de la mañana, una enorme bola de fuego, y varios estruendos, fueron vistos y oidos de la capital a Cistierna o Boñar, y que ese día, una niña de Ardón llamada Rosa González, de 11 años, vio cómo en Ardón, su pueblo, caía una pequeña piedra.

Casi 83 años después, ayer, Ardón estaba en el CSIC, tras haber sido sometido a todo tipo de pruebas y comprobaciones llevadas a cabo por el equipo de Trigo. Los expertos cuentan que es una condrita ordinaria, que tiene un valor importante porque «Ardón es una maravilla». Procedente de un asteroide desconocido que nació en el Sistema Solar hace 4.565 millones de años, mucho antes de que se formara la propia Tierra, «por lo que propone muchos estudios», explicó Josep María Trigo, que sinvitó a los que crean tener un meteorito a que lo donen a la ciencia: «Si todo el mundo hace lo mismo, y llegan a manos de los científicos, el legado es muy importante», añadió Trigo. Con el paso del tiempo, la roca se enfrió y acabó girando en un cinturón de asteroides y colisionando con otra rocas y escombros durante cuarenta millones de años hasta que por algún motivo salió de esa órbita y cayó sobre la Tierra.

Con estas tres enseñanzas ya vale la pena este viaje de 26 millones de años. «Estos fenómenos son fascinantes, porque los meteoritos que podemos estudiar, nos enamoran desde el momento en que nos permiten estudiar algo más antiguo que el Sistema Solar, y, por tanto, que nosotros mismos», relató.

El experto del CSIC sí especificó que para llegar a estas fases se realiza un estudio exhaustivo para comprobar que se trata de un meteorito. Y junto a las pruebas relativas a la propia composición, también se hace un seguimiento de si hubo algún hecho especial reseñado o recordado. Y en este caso fue Diario de León el que dejó constancia de la noticia.

A partir de ahora, el Museo de Ciencias Naturales de Madrid contará con una lámina auténtica del meteorito Ardón, y una réplica. El auténtico viajará de nuevo a León. Trigo aseguró que «vamos a hacer en el mismo pueblo algún acto de divulgación de esta ciencia».

También remarcó que «la información de esos procesos que se encuentran en meteoritos como Ardón son de un gran valor, ya que estos asteroides no diferenciados son enormemente primitivos», narró.

De esta forma, Ardón está en la historia de la ciencia, dando nombre a un meteorito que tardó unos 26 millones de años en llegar la tierra, y 83 en salir de casa de Rosa González, que ahora sabe que su piedra tiene información reservada sobre el misterio más grande del mundo: el origen, porque sirve para explicarlo un poco más. Y en manos por ejemplo del CSIC, mejor que mejor que venderlo por 30 euros en el rastro.

   
1 Comentario
01

Por R.Pormiego 16:39 - 11.04.2014

Tengo oído que en Reliegos o en un pueblo de los alrededores, cayó otro meteorito hace unos cuantos años. Debería hacerse averiguaciones, puesto que puede estar en manos de algún vecino. No se puede negar algo así a la ciencia, porque nunca se sabe qué beneficio puede acarrear.