+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Asaja desvincula la gestión de la IGP de la alubia de la quiebra de La Auténtica

Marino Fernández no expulsó a la envasadora del consejo «para intentar cobrar la deuda».

 

Las organizaciones agrarias se enfrentan en el seno del consejo regulador. DOMINGO -

19/01/2017

A. Domingo | Redacción

Asaja defendió ayer la gestión del expresidente del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Alubia de La Bañeza-León, Marino Fernández, y negó la responsabilidad de éste en los impagos de la envasadora a los agricultores por sus producciones, después de que la Alianza de Ugal-UPA y Ucale-Coag denunciara que ocultó la deuda de Legumbres La Auténtica con el consejo regulador.

La organización agraria reconoce que Fernández «no aplicó el reglamento para expulsar a una empresa que debía dinero» al consejo regulador situación que explica en que «siempre se le trata de dar una última oportunidad a los deudores», en que es la misma fórmula aplicada a otros agricultores y envasadoras que no satisfacieron sus cuotas puntualmente y, especialmente, en que «La Auténtica representaba más del 50% de toda la facturación de la IGP», de manera que perder la envasadora suponía la desaparición del consejo regulador, «como parece que va a ocurrir ahora».

Por otra parte, Asaja sostiene que las deudas de la auténtica «no comprometían las viabilidad económica de la IGP, en parte porque con la llegada de Marino Fernández se puso orden en la cuentas, llevando una contabilidad profesionalizada y buscando fuentes de financiación».

Asaja es tajante al afirmar que ninguna organización agraria tuvo en su mano «la posibilidad de evitar la quiebra» de La Auténtica y «el impago de mercancía a los agricultores». Todos los productores conocían la compleja situación de la envasadora «desde hace más de dos años», por lo que infiere que «cualquier relación que se pretenda atribuir a Marino Fernández o a Asaja con esta empresa quebrada es cuando menos ruin».

Añade que todas la organizaciones agrarias «apoyaron en su día la política de Legumbres La Auténtica de comercializar alubia de León», como se vio en la presentación de denominadas las alubias con DNI, en la sede de la Cámara Agraria, que facilitaban al comprador incluso la parcela donde el producto se cultivó y el nombre del productor, entre otra información.

Asaja destaca su apoyo a la promotora de la IGP y, posteriormente, al consejo regulador y su participación en los órganos de gestión y acusa a la industria y al resto de las organizaciones agrarias de «ausencias injustificadas a las reuniones de las mayoría de sus representantes», en una «dejación clamorosa de sus obligaciones» que se refleja en los libros de actas, asegura.

La organización profesional mantendrá su trabajo en la IGP, aunque señala que la figura de calidad «no merecerá la pena si las industrias envasadoras no se comprometen a poner en el mercado cantidades que o sean las meramente testimoniales, como ocurre ahora».

Los miembros de Asaja en el plenario del consejo regulador se abstendrán en la elección de presidente, que tendrá lugar esta mañana, en la sede de la IGP.



Club de prensa