+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PROVINCIA ■ REGADÍO

El asfaltado de otra calle en Villar del Monte hace temer que el pueblo pierda su singularidad

Las asociaciones exigen normas urbanísticas de respeto al entorno

 

La calle Arriba en Villar del Monte que se va a cementar con los planes provinciales. - DL

A.G. VALENCIA | LEÓN
05/03/2018

«Cuando murió Concha Casado nos dejó la herencia de luchar por La Cabrera, y eso hacemos». Contundente se expresaba ayer Natividad Villoldo, presidenta de la Asociación Cultural de Villar del Monte y de los Artesanos de Cabrera. Una voz a la que se han sumado las de resto de colectivos culturales de la comarca que piden que se reestudie el proyecto de asfaltado de una calle en el pueblo para que no pierda su singularidad. «Quieren echar cemento y es un elemento que no pega, que no va con el entorno», asegura Villoldo, quien recuerda que no es la primera vez que pasa, «ni es éste ni en otros muchos pueblos», porque «no hay conciencia», dice. La presidenta que ha tomado las riendas de la reivindicación reconoce que Villar del Monte «es un pueblo muy especial, con unas características arquitectónicas que le hacen tener una singularidad única». Asegura que si estos elementos lo tuvieran en cualquier otra localidad o en otro país de Europa «sobraba para dinamizar todo el turismo y la vida de la zona, pero, aquí nada... quieren desconocer el valor que tienen».

Las asociaciones no se oponen a que las calles se arregles pero defienden que «de una manera digna y, que por tanto, dignifique todos estos monumentos de arquitectura tradicional. Una realidad que no se la da el cemento».

La vía que ha suscitado la preocupación es la calle Arriba, un paseo por el que discurren los grupos para ver la chimenea de la Pagoda y dos hornos «magníficos», dice Villodo, quien recuerda que el paseo está en alto y al lado hay unas huertas que «se han separado con unas vallas de palés y hierros... elementos que tampoco le dan la dignidad que merece», se lamenta.

El alcalde de Truchas, Francisco Simón, reconoció ayer que la obra se acometerá con cargo a los planes provinciales de Diputación porque «por el contrario hay vecinos que sí la quieren y la ha solicitado la junta vecinal», dijo, sin entrar a valorar más opciones.

Sin embargo no es la primera vez que las obras suscitan la polémica. En verano el asfaltado de otra calle dentro de los planes de la institución provincial y pedida por la pedanía ya despertó el malestar entre aquellos que velan por el mantenimiento del patrimonio y que reclaman también a la Diputación que «no mire para otro lado» y «haga cumplir sus normas de acuerdo a los intereses culturales».

Éste no es el único antecedente, el 2001 Concha Casado alzó la voz para pedir que no se cementara la calle por la que discurría el reguero en Villar del Monte. Obra que también se hizo.

Más de 1.500 firmas

Ante este panorama, que «se repite en muchos pueblos de Cabrera», dicen los afectados, las asociaciones culturales emprendieron hace unas semanas la recogida de 1.500 firmas para exigir a los ayuntamientos de la comarca la elaboración de Planes Generales de Ordenación Urbana que respeten la arquitectura tradicional cabreiresa y su paisaje como uno de los principales baluartes de la zona. La petición, habilitada en change,org, ya supera la cifra marcada y «representa a más de la mitad de la población de la Cabrera», argumentan, por lo que el siguiente paso será presentarlas en los Ayuntamientos para que los alcaldes actúen en consecuencia.



Club de prensa