+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Científicos internacionales visitarán los yacimientos del cámbrico de Luna

La jornada de campo se enmarca en un congreso que analiza en Zaragoza los avances en la paleobiología de los equinodermos .

 

Las rocas de Barrios de Luna encierran los secretos de la explosión de los equinodermos, hace 500 millones de años. - dl

m. rabanillo | león
18/06/2015

Un grupo de científicos internacionales visitará mañana Barrios de Luna para comprobar cómo son sus fósiles de equinodermos e interpretar las rocas en las que se encuentran. La iniciativa se enmarca en el congreso internacional de Paleontología que esta semana acoge la Universidad de Zaragoza y que cuenta con la presencia de 60 investigadores de doce nacionalidades, entre los que se incluyen Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Francia y Rusia.

Los científicos visitarán yacimientos de rocas cámbricas, los más antiguos de la región cantábrica, en las cercanías del embalse de Luna. La mayor parte de la jornada se centrará en el Devónico donde gracias al desarrollo de arrecifes y un clima cálido los equinodermos gozaron de unas condiciones óptimas para diversificarse, según informa la Universidad de Zaragoza, quien forma parte de la organización del congreso junto al Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

Los equinodermos, que actualmente incluyen a organismos tan comunes como los erizos o las estrellas de mar, tienen un origen que se remonta a más de 500 millones de años, al periodo Cámbrico. A lo largo de su historia evolutiva los equinodermos han estado expuestos a diferentes eventos críticos de la historia de la vida en la tierra, glaciaciones, extinciones, subidas y bajadas bruscas del nivel del mar, acidificación de los océanos, etc. El estudio de sus fósiles permite comprender cómo los equinodermos han hecho frente a esos cambios.

Los expertos acompañaran a investigadores del IGME, CSIC y las Universidades de Zaragoza, León y Oviedo y también visitan en el marco del congreso otras zonas ricas en este tipo de fauna como el Parque Natural del Moncayo, un itinerario geológico entre Fombuena y Santa Cruz de Nogueras (Zaragoza, Teruel) y el yacimiento de Arnao en Asturias, que preserva uno de los arrecifes devónicos (400 millones de años) mejor conservados de España.

En la parte temática del congreso se han presentado 43 trabajos con vertientes muy variadas. Algunos se centran en fósiles muy bien conservados que aportan información muy relevante de cómo eran los equinodermos hace millones de años mientras que otros estudian todas las formas del pasado para entender cómo se distribuían los grupos en los diferentes ecosistemas. En las ponencias también se presentan investigacones que tratan de aportar información acerca de la distribución de los continentes en el pasado a partir de las similitudes y diferencias entre sus faunas.

En la sesión del pasado martes por la tarde se mostraron las nuevas tecnologías que se aplican para la visualización de fósiles, en concreto la microtomografía computerizada y el Sincrotrón, además de mostrar varios modelos 3D de fósiles impresos con diferentes técnicas. Durante las sesiones científicas se le rendirá homenaje al investigador Andrew Smith del Museo de Historia Natural de Londres, uno de los paleontólogos más prestigiosos del mundo, que ha dedicado su carrera a conocer mejor este grupo de animales.