+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La compañía insiste en la calidad para ganar mercado internacional

 

26/01/2017

Hopsteiner abordó su jornada de formación como reto para el futuro del cultivo, en el que destaca las fortalezas y debilidades del lúpulo español. La compañía destacó ante los cultivadores el apoyo de la industria cervecera a la entrada de Hopsteiner en el mercado español, las posibilidades de mejora que para el cultivo supone la llegada de un proveedor global, el inminente —aunque gradual— cambio varietal en cuanto existan datos para decidir cuáles de las pruebas se adaptan mejor y la posibilidad de incorporar otras nuevas en el futuro, gracias a las patentes que posee la multinacional. También se expuso el peso de la producción española en el mercado mundial: un 1% del total y las posibilidades de que este porcentaje aumente con la renovación del sector.

Tras la compra de Fomento del Lúpulo, Hopsteiner hablaba de un plazo de tres años para la renovación de un sector con 50 años de tradición en España, que precisa de una renovación en sus prácticas y en la incorporación del concepto de «calidad como producto alimentario que es el lúpulo», señaló el director general para España, José Antonio Magadán.

La certificación de la cosecha fue otro de los asuntos que se abordaron en la jornada de formación, así como los resultados de la primera campaña que realiza Hopsteiner en la provincia, con un resultado inferior en cantidad a la del año anterior —«entorno a un 9 o un 10%, debido a factores climáticos», señaló Magadán—, pero con un buen resultado en cuanto a contenido de ácidos alfa.

Además se informó del grupo de trabajo creado por Hopsteiner y Lúpulos de León para canalizar las inquietudes de los cultivadores y solucionar posibles conflictos.



Club de prensa