+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA LUCHA CONTRA EL FUEGO

La Diputación contrata a 50 parados en los pueblos para prevenir incendios en los bosques de la provincia

Tendrá 10 cuadrillas contratadas través de las 10 oficinas de empleo de la provincia que actuarán en 139 municipios leoneses

 

21/04/2017

La Diputación de León pondrá en marcha el plan de Empleo Local en Actuaciones Preventivas de Lucha contra Incendios, que cuenta con un presupuesto total de 766.500 euros, de los que la institución provincial aportará cerca de 300.000, y contratará para ello a cincuenta desempleados.

El objetivo de este plan es conseguir la creación de empleo en las áreas rurales de la provincia, a través de la contratación de desempleados para la realización de tareas preventivas en la extinción de incendios en el área urbano-forestal de los núcleos de la población de la provincia. De esta forma la Diputación de León contratará a 10 cuadrillas de cinco trabajadores cada una a través de las 10 oficinas de empleo de la provincia, que actuarán en 139 municipios leoneses y que se encargarían de realizar estos trabajos de prevención.

Los contratos serán de 180 días, desde el 15 de mayo hasta el 15 de noviembre, además de proporcionar los medios materiales necesarios para la ejecución de estos trabajos. Entre estos materiales se encontrarían vestuario, vehículos, desbrozadoras o motosierras, entre otros.

Esta iniciativa, que la institución provincial lleva a cabo por segundo año consecutivo, se une al Plan Especial de empleo que la Diputación de León aprobó durante el último pleno y al que destina 2,5 millones de euros.
Se trata de dinamizar las economías locales con la contratación de trabajadores desempleados, así como a mejorar la prestación de servicios por los Ayuntamientos de la provincia de León con una población inferior a 20.000 habitantes, mediante el apoyo a la contratación de trabajadores desempleados e inscritos como demandantes de empleo no ocupados en el Servicio Público de empleo de Castilla y León, para la realización de pequeñas obras o prestación de servicios de interés general en los municipios