+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

cerezales del condado

Donde nacen las ideas

Hacendera Abierta es el último proyecto de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia que abre las puertas al intercambio de conocimientos en favor del medio rural.

 

La sede de la fundación acogió ayer la tercera sesión de trabajo que se celebra cada quince días. - dl

maría carnero | león
11/01/2015

Desde el pasado 13 de diciembre, la sede de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia abre las puertas de su sede al conocimiento, la experimentación, al trabajo en común y a la genialidad. Hacendera Abierta es uno de los proyectos más interesantes e innovadores de los realizados hasta el momento por la fundación, que pone al servicio de quien tenga un conocimiento o una inquietud, todo tipo de material informático y herramientas para dar forma a lo que hoy es una idea y mañana pueda ser un invento que pueda mejorar o solucionar cualquier aspecto del medio rural.

«No queremos hacer de Hacendera Abierta un evento, sino un modo de trabajo y de comprender diferentes problemas y situaciones que forman parte del medio rural, pero que son extrapolables o replicables en más entornos», explican los organizadores de esta actividad, que se celebra un sábado sí y otro no en Cerezales del Condado.

Los participantes

Hasta el momento este laboratorio de ideas cuenta con un total de 40 personas inscritas de lo más variado. Ingenieros, informáticos, ganaderos, estudiantes, vecinos del pueblo o artesanos forman parte de este colectivo cuyo trabajo ya se ha dividido en cuatro grupos que desarrollan distintos proyectos tales como el uso de la fabricación digital en las explotaciones ganaderas, la agricultura, la subsistencia y el mejor uso del agua o sistemas de monitorización de animales rurales.

El ritmo de trabajo es libre, de hecho no hay ni un coordinador ni un responsable de lo que allí se cuece. Los grupos van por libre, al igual que sus proyectos. «La fundación sólo facilita el espacio y el material que requieren, actúa como mediador y propone temas y debates para que los participantes no pierdan la noción de que las personas son las que puede hacer que la tecnología sea buena o mala, con el fin de que no se idealice», explica Lucía Alaejos, responsable de comunicación de la fundación. Lo que sí se contempla es la posibilidad de recurrir a algún especialista cuando alguno de los proyectos requiera un conocimiento más específico.

Lo que desde la fundación se quiere dejar claro es que la Hacendera Abierta no busca producir nada, sino desarrollar un proceso de trabajo del que pueda salir algo interesante que se aplique al medio rural.

Los participantes han puesto en marcha un blog en el que comparten todos los avances de los grupos y donde intercambian impresiones cara a la celebración de los próximos encuentros.

   
3 Comentarios
03

Por La Colaborativa 10:27 - 11.01.2015

(y 3) En definitiva, apunta a un ciclo de trabajo con sentido común, sin prisa ni ganas de figurar y que prioriza la búsqueda de qué aportar al medio rural por encima de erigirse en una marca o en protagonista de algo. Ojalá mantenga ese carácter por tiempo. Daba la impresión de que el compromiso de todos/as los presentes estaba ahí. Animamos a otros pueblos. No daba la impresión de que HACENDERA ABIERTA dependiese antes que nada de unos recursos económicos y, además, puede ser copiado y mejorado... Nosotras volveremos.

02

Por La Colaborativa 10:26 - 11.01.2015

(y 2) - Hemos visto que el núcleo de HACENDERA ABIERTA cuida de las relaciones entre todos los agentes que intervienen, en cómo facilitar el intercambio de saber entre todos/as ellos/as (¡¡¡no salen las chicas en la foto que habéis colgado!!!!!) y en que no haya un "dirigismo" previo por parte de la institución que lo acoge. Se abren rutas de avance en cualquier tema a partir de las decisiones del grupo, en lugar de estar predefinidas por la institución. La toma de decisiones se produce en común y por el bien común (como en las hacenderas) y FCAYC aporta, además, dosis extra de recursos donde el grupo entiende que necesita ampliar sus conocimientos en una materia (organizar un método así implica tiempo por parte de todos/as, por eso es un ciclo de trabajo a largo plazo). - Hay mezcla: vecinos/as del pueblo y foráneos; ingenieros/as, programadores/as, apicultores, diseñadores/as, artesanos/as; población activa y en el paro, universitarios/as y jubilados/as, mujeres y hombres... - ¿Hay impresoras 3D?, sí; ¿hay Raspberry Pi y Arduinos?, sí; ¿hay Python, Minecraft, Processing o Blender?, sí; pero están permanentemente entrelazados con discusiones en torno a colmenas, acequias, abejas, granjas, el monte, el pueblo... y son una parte de un conjunto de tecnologías, herramientas y recursos donde también confluyen palos, sebes, agua, el sol, avispas chinas, osos, bueyes, comederos, motores, electricidad... - Se discuten en voz alta y como parte del planteamiento de trabajo textos de investigadores como Langdon Winner (¿Tienen política los artefactos? http://www.oei.es/salactsi/winner.htm). Nos gusta y aporta. - El grupo está organizando ya sus propios canales de distribución y almacenamiento de todos esos conocimientos y recursos para ponerlos a disposición del público mediante licencias de distribución Creative Commons (abiertas). Ahí figuran: www.practicable.cc y su foro en https://www.loomio.org/g/d2u3EW94/hacendera-abierta-habierta?locale=es

01

Por La Colaborativa 10:17 - 11.01.2015

Qué interesante encontrar una noticia sobre HACENDERA ABIERTA (#HABIERTA en RRSS) en DL. Ayer nos acercamos hasta Cerezales del Condado y os proponemos unas consideraciones a partir de vuestra información (las publicamos en dos partes por el número de caracteres): - #HABIERTA es una apuesta firme por un proceso de trabajo a largo plazo. No se trata de un evento ni busca un impacto mediático, tampoco tiene un carácter de feria divulgativa. Como proceso de trabajo, su subtítulo lo describe al detalle: "Saberes, medio rural y tecnologías". - Es un lugar muy fecundo y productivo, pero nada "productivista"; es decir, sitúa las condiciones y la reflexión sobre cómo y para qué construimos procesos de trabajo y diseñamos soluciones en un lugar protagonista, en lugar de centrarse en "darle al ON" de una máquina sin pararse a pensar que antes hay muchos pasos y decisiones críticas. Desde esa perspectiva, #HABIERTA tiene presentes todo tipo de situaciones y relaciones: en la creación de grupos de trabajo y su autonomía; en la ética de la toma de decisiones comunales; en la política implícita en el uso de unas tecnologías frente a otras; en la identificación de necesidades, en el respeto a una forma de comprender el uso de recursos (sociales, culturales, medioambientales, tecnológicos) que son de todos/as y nos implican a todos/as. Además de ello, llegado el caso, se producen y se producirán prototipos (sean de un proceso de trabajo, de un formato de cualquier tipo o de un objeto concreto) y se intentará que evolucionen.