+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

salud

Enfado por el colapso de la sanidad: «sin médicos se acaban los pueblos»

Los alcaldes de la Cepeda se reúnen hoy para tratar sobre la carencia de facultativos .

 

Astorga acogió en verano una multitudinaria manifestación en defensa de la sanidad rural. F. OTERO -

07/12/2018

a.g. valencia | astorga

Enfado y mucha, mucha preocupación. Dos sentimientos que, a partes iguales, afloran entre los vecinos y los alcaldes de la zona de salud Astorga II, que aglutina casi cien pueblos de las comarcas de La Sequeda, la Vega, Maragatería y La Cepeda, y que hoy solo contarán con dos médicos operativos para dar cobertura sanitaria a este extenso territorio. Un caso clamoroso que ha avivado el malestar que desde hace meses subyace por el colapso de la sanidad rural, entre los propios ciudadanos y también los facultativos. Un día sí y otro también los carteles afloran en los consultorios anunciando que en esa jornada no habrá servicio por descanso de guardia, vacaciones o bajas. Una situación a la que, lejos de buscarse una solución, la consejería de Sanidad hace caso omiso «y mira para otro lado», como denuncian los afectados.

La jornada de hoy se espera con inquietud. Hasta los profesionales, que hoy tendrán que cubrir un centenar de pueblos, han remitido un escrito al centro de salud de Astorga, explicando que «no se responsabilizan de lo que pueda pasar ante la falta de personal». La situación está al límite y la agonía de la sanidad rural se aviva día a día como se desprende los últimos acontecimientos.

El panorama se antoja complicado y los alcaldes temen que el colapso de la sanidad rural, que ya se evidencia, sea la puntilla definitiva. «Sin médicos no hay pueblos», señala el regidor de Valderrey, Gaspar Cuervo, consciente de que «con estos hechos, la Junta nos demuestra que todas las políticas de desarrollo rural son una mentira», dice, a la par que señala como culpables de esta situación «al consejero de Sanidad, José María Sáez Aguado, al gerente de Salud, Rafael López Iglesias, y a la gerente de Atención Primaria de León, Concepción Domínguez, por crear, ejecutar y permitir esta situación en los pueblos y mirar hacía otro lado». Cuervo no vacila en sus argumentos e incluso señala «como cómplice» del caos sanitario al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera a quien «parece que también le está dando igual», critica.

El alcalde de Valderrey explica que lo que está provocando toda esta situación es que «la gente deje los pueblos». «¿Con qué cara le explico a una vecino de 80 años que se quede a vivir aquí si luego no va a tener un servicio tan básico como la sanidad?», se cuestiona, y reclama al presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, que «en vez de calificar como algaradas las manifestaciones de este verano se implique de verdad ante esta problemática».

Los regidores y vecinos sienten un abandono total. Más aún cuando los consultorios dotados o los transportes interurbanos son pagados por los ayuntamientos, «pero si luego falta personal, porque la Junta no dota el área rural, ¿Qué más da que lo tengamos?», afirman, conscientes de que la sanidad sí fija población «y están acabando con ella».

Entre los profesionales también cunde el malestar por las intensas jornadas, la falta de apoyo de la administración o el deterioro de sus condiciones laborales. Tanto es así que este verano Astorga, La Bañeza o Valencia de Don Juan acogieron manifestaciones multitudinarias para clamar por el futuro de la sanidad rural y en defensa de los médicos rurales.

La situación que hoy se vivirá en la zona de salud Astorga II ha motivado una reunión de los alcaldes de La Cepeda, como confirmó el presidente de la Mancomunidad, Alfonso Álvarez, para analizar esta realidad y tomar medidas. «Estamos cansados de promesas que no llegan y que lejos de mejorar la situación solo la empeoran», explica. En Maragatería también cunde la preocupación. «La semana que viene tenemos junta de alcaldes y se tratará el asunto», asegura el presidente de la agrupación de municipios, Pedro de Cabo.






Buscar tiempo en otra localidad

   
4 Comentarios
04

Por gstaadd 11:20 - 09.12.2018

UNA manifestación continuada a imagen y semejanza de los "chalecos amarillos" de Francia, es necesaria en León, pidiendo Sanidad pública digna, la dimisión del CONSEJERO DE SANIDAD DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN, y un plan integral de lucha contra la despoblación. No consiste en hacer unas meriendas los tragadores de la diputación, con sus aplaudidores de costumbre, eso nos lleva a una ciudad fantasma en menos de 10 años.

03

Por Pedro 12:00 - 07.12.2018

Los profesionales sanitarios rurales de nuestra comunidad emigran a las autonomías vecinas en cuanto pueden, por sus mucho mejores condiciones salariales, laborales y de otras índoles. Allí les cuidan, aquí les "putean". Otra de las muchas desigualdades a la que nos ha llevado el sistema de las autonomías, que ha sido y sigue siendo la gran ruina de este país, y en especial de León, que es una de las grandes perjudicadas.

02

Por andres mures quintana 10:17 - 07.12.2018

No sólo León, sino toda nuestra Comunidad lleva demasiado tiempo sufriendo una Sanidad que día a día se va deteriorando a marchas forzadas. La labor de nuestro magníficos profesionales en centros rurales, ambulatorios urbanos y hospitales (como el nuestro de León, magnífico en general en su atención y profesionalidad) se ve mermada por la nefasta gestión de unos políticos que se han convertido en gestores en virtud del "señalamiento digital", nunca por su valía personal demostrada y contrastada. La palma se la lleva esa calamidad de Consejero que padecemos en nuestra Comunidad desde hace ya demasiado tiempo. Los dirigentes se han apalancado en la comodidad del despacho y la moqueta y evitan la calle y los centros de trabajo. No saben en realidad cómo se realiza la labor asistencia de cada día. Para ellos tiene una compensación tan grata como maligna, se zafan de la airada y justificada protesta del ciudadano que está más que harto, incluido un alto porcentaje de personal sanitario y facultativo que ve muy a menudo cómo su esfuerzo se difumina por la ineficacia mayúscula de unos advenedizos.

01

Por Ricardo 9:11 - 07.12.2018

Nada que no se pueda solucionar con una gala-feria con fotocol y cata gastronómica incluidos entre la chusma político-funcionaria, sindical y simpatizantes en algún chiringuito de Fachadolid.