+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un genetista de la ULE elaborará el plan de conservación del gallo de pluma

Los criadores buscan la participación de la Diputación para sacar adelante el proyecto.

 

Ejemplares del gallo de pluma del Curueño. BRUNO MORENO -

10/03/2017

carmen tapia | león

El genetista Luis Fernando de la Fuente, adscrito al departamento de Producción Animal de la Universidad de León, será el encargado de elaborar el plan de conservación del gallo leonés (Pardo e Indio). Así se decidió en una reciente reunión celebrada en la Universidad de León con los criadores de estas dos razas de gallo singular del valle del Curueño. En la reunión, la Diputación se comprometió a buscar financiación y la Junta de Castilla y León a apoyar a los criadores con asesoramiento.

De la Fuente asegura que todas las especies animales está sometidas a las directrices de la Unión Europea que regulan los recursos para la conservación y mejora de las razas. Entre las medidas están la elaboración de un plan de conservación que cuente con un libro genealógico en el que se incluya la filiación del gallo, una especie de DNI. La Asociación de Criadores tiene que presentar los documentos con todos los detalles del plan de conservación, un proyecto que elaborará el genetista de la Universidad de León, que garantizará que el reglamento cumple la normativa nacional y europea.

El director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Rurales, Jorge Llorente (que este fin de semana asistirá a feria de La Vecilla), destaca que «estamos avanzando» para poner en marcha el plan, que depende exclusivamente de los criadores. «Lo más importante es que la asociación de criadores tire para que se haga el protocolo y la administración está abierta a apoyar a la asociación en sus primeros pasos». Llorente rechaza el trabajo individual «No se puede hacer genética individual tiene que ser global, y el primer paso es hacer el libro genealógico».

La Junta ha remitido a los criadores de León toda la información necesaria para diseñar el protocolo de actuación, un proceso que podría hasta diez años «depende de la concienciación», explica Llorente. «Ahora vemos que hay una voluntad seria y es importante trabajar todos». La Junta también ha pedido a los criadores que «piensen en las concentraciones de explotación. Ellos son los que tienen que potenciar».

Los criadores dudan. El expresidente de la asociación, Tomás Gil, acusa a la Junta de poner trabas. «Los pasos los hemos dado la asociación», asegura.

El INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria Alimentaria) tiene congeladas ya 101 dosis de esperma para investigación, «que es una actuación positiva para investigar, pero lo más importante es el plan», explica Llorente.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla