+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CARRIZO DE LA RIBERA

Hopsteiner estima una inversión de 7 a 10 M€ para modernizar el lúpulo

La multinacional propone un sistema de secaderos comunitario

 

El director de Lúpulos de León y los directivos de Hopsteiner en Europa y España. MARCIANO PÉREZ -

26/01/2017

A. Domingo | Carrizo de la Ribera

La multinacional estadounidense Hopsteiner tiene prevista una inversión de 7 a 10 millones de euros en la modernización del sector del lúpulo, según confirmaron ayer sus directivos en España y Europa, que se reunieron con los cultivadores en una jornada de formación en la que se abordaron los retos que se plantea al sector después de que se haya cerrado ya la primera campaña desde que la empresa adquirió la mayor parte del capital de la antiguo Fomento del Lúpulo. Hopsteiner presentó su proyecto de pelado y secado colectivo, con la construcción de dos o tres centros para toda la producción de la provincia en vez de que cada explotación cuente con sus propias instalaciones, dentro de su propuesta de proyecto de instalación centralizada de recepción y secado de lúpulo.

El director general de Hopsteiner en Europa, Pascal Piroué; el director de compras, Martín Schöttl-Pichlmaier; el director general de Hospteiner España, José Antonio Magadán, y el presidente de Lúpulos de León, Isidoro Alonso asistieron a la primera jornada técnica de la compañía, una iniciativa «para compartir información e impartir una formación que los agricultores necesitan», explicó el director general en España, José Antonio Magadán, que anunció la continuidad de este tipo de jornadas. «Es una suerte que contemos en España con el saber hacer —el know how— de Hopsteiner en Alemania», señaló el directivo.

La compañía se mostró satisfecha con la asistencia mayoritaria de los cultivadores y la participación de éstos en una sesión destina a «presentar un pequeño resumen del cultivo de lúpulo en España, abordar el futuro del sector y de todas aquellas cuestiones necesarias para mejorar», explicó antes de iniciar la jornada el director general en Europa. Piroué enfatizó en conocer los puntos en los que centrar los esfuerzos para mejorar la calidad en las explotaciones, además de insistir en la necesidad de los fitosanitarios con los que los productores puedan atacar las enfermedades del cultivo, como en otros países de Europa, asunto en el que considera primordial el apoyo del Gobierno, así como otros aspectos relativos «a la recogida, el secado y el empacado» del lúpulo. «Es preciso que las administraciones hagan efectivo ahora el apoyo que nos manifestaron en su momento para la construcción de centros de recogida y secaderos de lúpulo», añadió el máximo responsable de la compañía en Europa. Piroué señaló que la razón para que la firma apueste por unos pocos secaderos que atiendan a las zonas de cultivo no es otra que el tamaño de las explotaciones.

Motivación en el campo

En su primera campaña de trabajo en España, la multinacional ha observado «una importante motivación en un alto número de cultivadores» y el balance es, de momento, «positivo». Piroué subrayó que en la mejora del cultivo y, por lo tanto, de la rentabilidad de las explotaciones «no todo es dinero» —inversión—, «sino, también, aceptar el cambio y decidirse a acometerlo».

En referencia a la renovación de variedades, el director general para Europa manifestó que tras aún es pronto «para tomar decisiones, porque son plantas que necesitan dos años para conseguir su potencial definitivo. Por el momento, se cumple lo previsto y los resultados positivos».

Los cultivadores se interesaron principalmente sobre producciones, riqueza de la flor en ácidos alfa y prácticas agrícolas.



Club de prensa