+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Odollo

Un incendio obliga a movilizar ocho aeronaves y seis brigadas de bomberos

A los medios de la Junta se sumaron la BRIF de Tabuyo del Monte y una aeronave de la base de Ibias.

 

Helicópteros y briggadistas, ayer en Odollo. - BriF Tabuyo

Un incendio obliga a movilizar ocho aeronaves y seis brigadas de bomberos -

A. Domingo | Redacción
27/09/2015

Un incendio forestal que se produjo en Odollo (término municipal de Castrillo de Cabrera), en la zona alta del paraje conocido como Villachana, obligó ayer a movilizar a un buen número de brigadistas y medios aéreos, según el parte diario de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Pese al importante operativo desplegado, el siniestro se mantuvo en nivel 0 de alerta en el Plan de Protección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales (Infocal).

El inicio de las llamas se prodjo sobre las doce y media del mediodía y a última hora de la tarde de ayer el fuego continuaba avanzando. A los medios de la Junta de Castilla y León se sumó desde el primer momento la BRIF de Tabuyo del Monte, que depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), por encontrarse el siniestro en su radio de salida inmediata. Finalmente, fuero seis helicópteros y dos aviones de carga en tierra los que se encargaron de la extinción desde el aire. Uno de los helicópteros se encargaba de la coordinar los trabajos aéreos, a los que se sumó un bombardero de la base de Ibias (Asturias), del Magrama.

Sobre el terreno trabajaban las dos cuadrillas de la BRIF, otras dos aerotransportadas de la Junta y dos cuadrillas de tierra, bajo el mando de cuatro agentes medioambientales.

Otro incendio más continuaba ayer activo en la provincia, en concreto en Villar de Omaña (municipio de Riello), en cuya extinción trabajaban un helicóptero con base en Camposagrado, el bombradero que también actuó en Odollo, una brigada aerotransportada, otra de tierra y una autobomba. En Villafranca del Bierzo una autobomba extinguió un pequeño fuego de carácter agícola y en Calamocos (Castropodame) se controlaron las llamas que se había declarado en la tarde del viernes.

Se desconocen aún las superficies afectadas en los incendios, excepto en el caso de Villafranca, en la ardieron 0,01 hectáreas de pasto y zarza.

La campaña de incendios forestales de este año, a la que se pondrá fin con el inicio de octubre, se presentaba especialmente complicada ante el pronóstico de altas temperaturas para este verano. La ola de calor favoreció los incendios durante el mes de julio. Posteriormente, ha sido la comarca del Bierzo la más castigada por las llamas, como es habitual.

Uno los incendios más graves de este año lo registró el municipio de Quintana del Castillo, tanto por su extensión como por afectar al urogallo cantábrico. También en Lucillo se vivió un importante incendio.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla