+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

VELILLA DE LA REINA

Más de 70 artesanos al cobijo del negrillón

La feria, que alcanza ya un cuarto de siglo, revive mañana una boda tradicional con el rosco, el mondo y el ramo . Durante toda la tarde habrá demostraciones de los antiguos oficios que salpicaban los pueblos de la zona.

 

Las mujeres velillenses volverán a demostrar el proceso de la transformación de la lana. PABLO -

12/08/2017

A. Fernández | León

Velilla de la Reina es un pequeño rincón de la provincia de León donde las tradiciones sobreviven gracias al esfuerzo y a la implicación de sus gentes. Una localidad que ha sabido conservar sus orígenes y que, para no perderlos, quiere mostrarlos y darles entidad. Su famoso antruejo y la muestra de artesanía que mañana ya cumple un cuarto de siglo de historia son un buen ejemplo de ello. En el encuentro que volverá a celebrarse en la plaza del Atrio, al lado de la iglesia vieja y al cobijo de las ramas del negrillón talladas con los emblemas de Velilla de la Reina, se darán cita de nuevo más de 70 artesanos de la zona. El herrero, el panadero, el tejero, los luthiers que se dedican a la fabricación de rabeles, panderetas o castañuelas, el tallador de madreñas, el curtidor o el artesano que aún teje el mimbre para hacer barriles de vino y cestos, junto con el telar, que volverá a moverse con los hilos al compás que marcan las manos y los pies del artesano. Así, hasta completar un recorrido por los oficios que hace no tanto tiempo se repartían por los pueblos del entorno.

Como ya ocurriera el año pasado, cuando a pesar de no ser antruejo, los toros y los guirrios hicieron una exhibición dentro de la feria de artesanía, este año se dedicará un espacio a la boda tradicional, muy arraigada en Velilla de la Reina. Las mujeres cantarán el rosco a la novia y los chicos competirán en una carrera por el mondo, otro bizcocho con forma de muñeco con un puro en la boca. Las mujeres velillenses, fieles guardianas de esta tradición que las jóvenes siguen reclamando en sus bodas en el pueblo, también cantarán el ramo que previamente habrán elaborado con las ramas y las flores recogidas por ellas mismas en sus huertos. El objetivo de esta demostración es dedicar un pequeño espacio, dentro de la muestra, a otras tradiciones que aún siguen vivas en la localidad.

Los más pequeños podrán disfrutar y embarrarse con todas las licencias en el taller que cada año se celebra para que aprendan a construir los adobes, que aún mantienen en pie las casas de Velilla. También habrá una representación, en este caso con burro, de la trilla y la maja del centeno y las mujeres mostrarán cómo es el proceso de transformación de la lana, con el huso, las cardas y la rueca. Habrá reposteros y se enseñará cómo se hacen las máscaras que lucen los guirrios en el antruejo.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla