+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

puebla de lillo

Una mirada a las trincheras

Las excavaciones en el cerro fortificado del Cueto de Castiltejón serán mostradas al público el próximo domingo.

 

Las excavaciones se desarrollarán hasta el día 19. - CAMPOS

j.m. campos | puebla de lillo
09/09/2011

Los arqueólogos de la Universidad de León y el CSIC que están llevando a cabo desde el lunes la intervención arqueológica en el Cueto de Castiltejón (Puebla de Lillo), un cerro fortificado correspondiente a una posición republicana del Frente de San Isidro de la época de la Guerra Civil española, han deducido que «el bunker debió ser dinamitado al finalizar la guerra dado que era una práctica muy habitual para que no fuesen ocupados por los maquis», según han descubierto durante las labores de limpieza. En el transcurso de los trabajos, integrados en el proyecto europeo Ruin Memories Project, se llevará a cabo una prospección intensiva en el término municipal de Puebla de Lillo. El objeto es catalogar todas las posiciones bélicas relacionadasro estudio. Estos trabajos en su prolongarán hasta el 19 de septiembre. Además para el domingo está prevista una visita guiada a fin de que la gente conozca este tipo de fortificaciones defensivas.

Los directores de la excavación son los arqueólogos de la Universidad de León, Eduardo González Gómez de Agüero y Víctor Begeja García y por parte del CSIC el arqueólogo Alfredo González Ruibal, que cuentan con el asesoramiento histórico del profesor de historia de la Universidad de León Javier Rodríguez González.

Eduardo González asegura que el objetivo de estas excavaciones «es conocer mejor como era la vida en el frente y como se desarrolló el frente en este tramo de territorio controlado desde el Cueto de Castiltejón». González destaca que «la idea es poner en valor estos yacimientos y acercar el patrimonio arqueológico a la comunidad local. Estos yacimientos deberían de convertirse en un recurso de primer orden a la hora de atraer turistas».

Los trabajos concretos que se están realizando en el Cueto de Castiltejón son la excavación y limpieza de un tramo de trinchera, un pozo de tirador y un bunker de hormigón. González recuerda que la comarca de Puebla de Lillo fue uno de los puntos geográficos más importantes respecto a la presencia de maquis a partir del año 1937.

Respecto a la realización de una jornada de puertas abiertas, fijada para el próximo domingo los responsables del proyecto aseguran que es una practica que se está realizando en los últimos años y que viene contemplado en este proyecto del Cueto de Castiltejón. Lo que se pretende es acerca la arqueología a la gente y en especial a la comunidad local dado que «estamos hablando de su propio patrimonio». Su trabajo es llevar a cabo las excavaciones, realizar los estudios y las posteriores publicaciones pero «estos restos van a quedar aquí y quien debe encargase de cuidarlo y conservarlo es la gente local y las administraciones».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla