+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL RESCATE SE COMPLICA

La nieve impide la búsqueda del portugués perdido en Valdeón

Se le perdió la pista cuando iba a hacer el anillo de los refugios.

 

Imagen colgada en twiter. - dl

m. carnero | león
14/11/2014

La abundante nieve que estos días se ha acumulado en la zona de Picos de Europa donde desde el pasado lunes se busca la ciudadano portugués João Marinho están complicando las labores de búsqueda de este montañero de 31 años.

Agentes de los Grupos de Rescate de Intervención en Montaña de Asturias, Cantabria y Sabero, así como un helicóptero de los bomberos del Principado de Asturias , reanudaron ayer a primera hora las labores de rastreo en las inmediaciones de la Ruta del Cares para dar con el paradero de este joven.

Según informa Europa Press, los trabajos se centrarán en buscar al desaparecido en cuatro zonas de los Picos: La Fragua, el camino de Vega Redonda a Arrio, la zona de Arrio, que abarca varios canales, y tras las invernales. Se espera que durante la jornada de hoy la meteorología sea similar y les permita trabajar en la zona hasta que anochezca.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron ayer que por el momento ningún cuerpo de seguridad del país luso se ha sumado oficialmente a las labores de búsqueda de su compatriota, a pesar de que varios medios digitales portugueses aseguraban ayer que del Grupo de Operaciones de Búsqueda y Salvamente de Portugal (Gobs) podría desplazarse en los próximos días a Picos de Europa para participar en la localización de João Marinho

Fue el pasado día 10 cuando conocidos del montañero desaparecido decidieron presentar una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Cangas de Onís (Asturias). Explicaron que estaba realizando una ruta por Picos de Europa y que tendría que haber llegado el día 7 de noviembre, según la previsión. Ante la falta de noticias decidieron presentar la denuncia.

Informaron a la Guardia Civil de que el vehículo que utilizaba el portugués era un Volkswagen Golf de color negro y que la última noticia que tenían era una fotografía que había enviado desde el Lago Ercina el día 4 de noviembre, y que había colgado en las redes sociales.

El coche está en Posada

El mismo día de la denuncia, seis días después, los agentes localizaron el coche en Posada de Valdeón, en León. El interior de éste se encontró un ordenador portátil del que puede desprenderse que quizá tenía la intención de realizar la ruta conocida como el anillo de los refugios, un recorrido con accesos posibles desde Asturias, Santander y León, que une los ocho refugios de montaña del parque, con un recorrido de 115 kilómetros y un desnivel de 9.000 metros. El anillo se divide en tres recorridos, que se corresponden con cada uno de los macizos.

Los allegados explicaron que la intención del desaparecido era realizar una ruta ‘track’ denominada ‘Anillo de los refugios’ por esa zona, en unos puntos estratégicos existentes entre Asturias y León. Con esa información, los efectivos de la búsqueda están rastreando las zonas en las que el montañero podría estar. De momento, sin éxito.




Buscar tiempo en otra localidad