+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Pamparacuatro sigue en espera

El homenaje al alcalde que proclamó la República en Sahagún, que acaba de ser declarado hijo predilecto de la villa, vuelve a retrasarse a consecuencia de un problema de agenda con sus familiares directos

 

Benito Pamparacuatro, en una fotografía de su juventud -

Acacio Díaz - corresponsal | sahagún
Acacio Díaz 03/01/2007

Un problema de agenda con la familia de Benito Pamparacuatro, ex-alcalde de Sahagún recientemente declarado hijo predilecto de la localidad, ha impedido la celebración de los actos programados para los próximos días. Las fiestas navideñas habían sido elegidas como marco para su celebración, pero finalmente, será necesario buscar otra oportunidad. Benito Pamparacuatro (1897-1936) nació el 5 de febrero de 1897. Fue alcalde de Sahagún desde 1931 hasta 1934. En su ciudad, era un modesto tendero en una mercería bastante próspera y conocida en la ciudad. Estuvo soltero hasta su muerte, en 1936. Su mayor mérito fue el de ser el segundo alcalde español en proclamar la Segunda República a las 7:30 del 14 de abril de 1931 tras el alcalde de Éibar, Alejandro Tellería Estala. Con motivo del 75 aniversario de la proclamación de la República el Ayuntamiento de Sahagún aprobó declarar a Pamparacuatro Hijo Predilecto de la villa, lo que ha sido el único homenaje oficial que ha recibido hasta ahora, ya que carecía de distintivo alguno con el que recordar su figura. Heterodoxos leoneses Como describe Vicente M. Encinas, en la revista Heterodoxos Leoneses , publicada por Diario de León: «Benito Pamparacuatro Franco, primer alcalde de la II República Española en Sahagún y en España, elegido democráticamente izó la bandera tricolor y gritó: 'Desde este momento somos un régimen republicano- ¡Viva la República!'. La propuesta del grupo socialista resulta instructiva: «Durante la crisis agrícola de aquellos años, su tienda era un refugio al que acudían los necesitados en busca de artículos fiados y no era infrecuente los préstamos y las ayudas a los pequeños agricultores y jornaleros». Durante los años de la dictadura del General Primo de Rivera, los trabajadores viéndose privados de los más elementales derechos pronto comienzan a tomar conciencia de clase y a organizarse. En una comarca deprimida, su posicionamiento a favor de las clases desfavorecidas y su participación en los sucesivos conflictos al lado de los más humildes, pronto le hacen destacar como un líder político indiscutible.». «El día 19 de abril se constituye el nuevo Ayuntamiento, Benito Pamparacuatro Franco es elegido alcalde por diez votos a su favor y una abstención. Durante los primeros meses de gobierno municipal se suceden los acuerdos y medidas. Para unas personas sencillas, acostumbradas a ver la política local desde fuera durante muchos años, la nueva situación les pilla descolocados. Intentando poner en práctica sus ideas de igualdad, justicia social y de separación de poderes, se ven a menudo desbordados y cometen, desde la óptica actual algunos errores» explica el portavoz, José Luis González. «Muy Ejemplar Ciudad» El 6 de Julio se da cuenta del Decreto por el que se concede a Sahagún el titulo de «Muy ejemplar Ciudad», como especial y máxima distinción, y en señal de reconocimiento público y perdurable, por la actitud de las gentes de Sahagún en el acto de proclamación de la República. «El 9 de octubre de 1934 una orden del Gobernador de la Provincia destituye a toda la corporación municipal de Sahagún, salvo a tres concejales, y nombra directamente, otros ocho para sustituirlos. El Ayuntamiento se constituye bajo la supervisión del subteniente de línea. En febrero de 1936 intenta presentarse a las elecciones municipales, pero no puede, pues continúa procesado por asuntos anteriores». Con el golpe de estado que encabeza el general Franco. Pamparacuatro, al igual que otros miles de inocentes que «no habían hecho nada malo», no veía la necesidad de huir. Pronto fueron asesinados algunos de sus compañeros, y, ayudado por un empleado del bar España, se refugia en San Andrés del Rabanedo. Días después es traicionado y asesinado por militantes de la Falange. Tenía 39 años.




Buscar tiempo en otra localidad