+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

SOTO DE LA VEGA

La Policía Judicial investiga el accidente mortal en la construcción de la nueva planta de Rodríguez

Las obras en las instalaciones permanecían ayer paradas hasta recabar todas las pruebas

 

La víctima trabajaba desde una cesta elevadora para cerrar el frontal de la nave. MARCIANO PÉREZ -

18/01/2017

a.g. valencia | león

La Policía Judicial está investigando el accidente que el lunes le costó la vida a un hombre de 40 años y de nacionalidad portuguesa mientras trabajaba en las nuevas instalaciones de la planta de Embutidos Rodríguez, en Soto de la Vega. Fuentes sindicales aseguraron que al parecer «la víctima se encontraba sola en la plataforma, cuando debe estar acompañado en caso de que manipulen grandes pesos y alturas». El accidente que se registró poco antes de las dos de la tarde, se produjo cuando el hombre, montado en una cesta elevadora, chocó contra una de las placas que ya estaban colocadas para cerrar la parte frontal de la nave y la lápida de hormigón, de unas siete toneladas de peso, se le vino encima golpeándole fuertemente.

La investigación que sigue abierta, según confirmaron fuentes oficiales, trata de esclarecer ahora lo ocurrido, mientras ayer las labores en la nueva planta permanecían paradas a la espera de que se recaben todas las pruebas pertinentes.

Los trabajos en las instalaciones de Rodríguez están basadas en el proyecto de una ingeniería que presenta un exceso de altura de algunas de las partes nuevas, al parecer donde se registró el fatal accidente. En concreto, el proyecto supera dos alturas máximas de 9,70 metros para la cornisa de la nave y de 12,35 para la cumbrera. En este sentido, la ingeniería argumenta, como obligan las normas urbanísticas municipales, que el exceso de altura de las salas viene motivada por tres puntos fundamentales «la propia altura de las nuevas salas, la distribución por encima de los servicios para cubrir las distintas necesidades (frigorífico, electricidad, vapor, aire comprimido), así como garantizar la máxima calidad del producto final».

No obstante, desde los sindicatos reiteraron ayer que el sector de la construcción está sufriendo «una enorme precarización». Según reconocieron «falta especialización, prevención y formación. Se está derivando a que los trabajadores del sector sean ‘multiusos’ con las consiguientes consecuencias», apuntaron.

Las mismas fuentes subrayaron que «los empresarios deben extremar las medidas de prevención de los riesgos laborales de los trabajadores y desde la propia administración deben redoblarse los esfuerzos con el fin de reducir el elevado número de accidentes laborales que se producen en  nuestra comunidad». Y es que, y según las últimas estadísticas del Ministerio de Trabajo, sólo en León, los accidentes en la construcción, con 376 siniestros desde enero a noviembre pasados, hacen que el sector sea uno de los que peores datos arrojan.





Buscar tiempo en otra localidad