+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El problema de la despoblación urge una estrategia transversal de lo global a lo local

Medidas fiscales, incentivos a la natalidad, servicios públicos y retener el talento se presentan como ejes principales.

 

Expertos de las universidades de León, Zaragoza, Oviedo y Barcelona analizan el reto demográfico. A. VALENCIA -

Los alcaldes de Camponaraya y Valencia de Don Juan, donde se ha contenido la despoblación, participan en una mesa redonda junto a técnicos y profesionales. A. VALENCIA -

13/06/2018

a.g. valencia | astorga

No es un problema que afecte únicamente a León, ni siquiera a toda la España interior. Es una realidad que trasciende fronteras y que necesita de estrategias transversales comunes, que unan el esfuerzo público y privado, para encarar la despoblación como principal reto demográfico. Unidad de acción y propuestas desde el ámbito europeo, nacional, regional y municipal para revertir este problema común —en base a la idiosincrasia de cada territorio— fueron las principales bazas que ayer se pusieron sobre la mesa en la jornada organizada por la Fundación Monteleón. Un punto de encuentro para analizar y debatir sobre el reto demográfico, para plantear alternativas, para conocer de primera mano la realidad de muchos pueblos leoneses —y de la provincia en general— y para dar voz a los distintos agentes que desde una y otra esfera tienen algo que aportar.

Aunque quedó claro que las varitas mágicas no existen y que estamos frente a «un grave problema», también caló el mensaje positivo de que no está todo perdido. Sobre el escenario se analizaron algunos proyectos de éxito en otros países, o los casos de municipios como Camponaraya y Valencia de Don Juan donde la población se ha incrementado, se abordaron números y porcentajes, se plantearon medidas y se incidió mucho en la importancia de incentivar el empleo con beneficios fiscales para atraer población. Especial hincapié se hizo en el papel de la mujer como dinamizadora del territorio, planteando que una de las bases de la despoblación parte de la baja natalidad y del acuciante envejecimiento de la población. Dos extremos que invierten la pirámide poblacional. Por eso uno de los objetivos de ayer fue el de localizar el problema para saber dónde hay que incidir para revertirlo.

En este sentido, el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, defendió que la lucha contra ese «problema serio» que se considera «asunto prioritario» se afronta desde el diálogo y el acuerdo, con medidas como las que recoge la Agenda para la Población, impulsada por el Gobierno autonómico.

«Creemos que todos los problemas demográficos se afrontan con generación de actividad económica que cree riqueza y empleo para fijar población, garantizando servicios públicos de calidad y equidad, con trabajo en políticas territoriales y de ordenación del territorio y con un mayor desarrollo de las políticas de conciliación y apoyo a la familia», repasó el consejero.

Fernández Carriedo también señaló que la Junta trabaja en esta materia en coordinación con otros territorios afectados por la despoblación, junto a los que reclama que haya una estrategia europea para el reto demográfico que tenga financiación específica y que se examinen en el ámbito del Tratado de la Unión Europea «las cuestiones relativas a comunidades autónomas como la nuestra y no solamente lo problemas de despoblación de las regiones más septentrionales en el norte de Europa».

En los últimos años de recuperación económica, dijo, Castilla y León registra un descenso en el ritmo de pérdida de población; «lo que no hemos logrado todavía es revertir la tendencia y empezar a ganar población». Lo que sí ocurre, recordó, es que se está incrementando el número de extranjeros afiliados a la Seguridad Social, con un ritmo de crecimiento interanual superior al 6%.

En el foro, al que asistieron más de un centenar de alcaldes de León, el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, insistió en la necesidad de promover políticas económicas que favorezcan «la diversificación del tejido productivo» a través de medidas fiscales e incentivos «para promocionar el territorio donde localizar proyectos». En este sentido, apostó por «utilizar los recursos endógenos» como valor añadido para fomentar la competitividad y la innovación, dos claves de futuro del entorno rural. Un aspecto importante, a su vez, «es fomentar el empleo femenino» e impulsar la formación que, unido a la ruptura de la brecha digital, suponga abrir nuevos nichos de mercado en sectores vinculados a las nuevas tecnologías y al teletrabajo.

También incidió en la puesta en marcha de políticas territoriales que «centralicen» en los municipios cabecera de zona o comarca «equipamientos sociales, guarderías, ludotecas, piscinas, centros para jóvenes o servicios para la tercera edad», así como establecer una red adecuada de transporte entre los pequeños municipios y estas cabeceras de comarca para favorecer la movilidad.

En la línea de la innovación y la sostenibilidad se movió el presidente de la FRMP, Alfonso Polanco, quien reconoció que una de las claves pasa por retener el talento, que «sean esos jóvenes formados que ahora se nos van quienes implementen las políticas para el desarrollo».



Club de prensa

   
1 Comentario
01

Por alfonsojo 16:02 - 14.06.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Todo postureo y buenas palabras.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla