+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La receta electrónica aportará más seguridad a la cadena alimentaria

Junta y Consejo de Colegios Veterinarios implantarán el sistema de prescripción este año.

 

Un veterinario inyecta una vacuna a un oveja, en una fotografía de archivo. NORBERTO -

05/01/2017

A. Domingo | León

El presidente del Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla y León, Luciano Díez Díez, ha anunciado la puesta en marcha este año de la receta electrónica veterinaria en la Comunidad autónoma, en un proyecto que han desarrollado desde 2014 la Consejería de Agricultura y Ganadería y el consejo. La factura electrónica, cuya puesta en marcha depende de la tramitación administrativa, «garantizará la trazabilidad de los medicamentos» que se prescriben a la cabaña ganadera y «facilitará la tarea de los profesionales» de la sanidad animal y repercutirá en una mayor garantía para los consumidores, dificultando la actividad de quienes trafican con estas sustancias.

Díez indicó que Andalucía, Cantabria y Navarra ya disponen de este sistema de prescripción de medicamentos y piensos medicamentosos y que Castilla y León será la cuarta Comunidad en poner en marcha el sistema. Los veterinarios tendrá podrán prescribir los tratamientos desde cualquier dispositivo electrónico, bien se trate de un ordenador, una tablet o un teléfono móvil.

El control y uso racional de los medicamentos desde su origen a su dispensación —trazabilidad— es una labor que ya desarrolla la Administración pública, si bien la receta electrónica veterinaria facilitará la labor inspectora. Los veterinarios tendrán acceso más rápido al vademécum y a información como «los periodos de espera» tras el suministro de las medicinas —tiempo que debe observarse para que el animal elimine la sustancia suministrada antes de entrar en la cadena de consumo— o «si existe autorización para el uso de una sustancia en una determinada especie, ya que, por ejemplo, a los caballos deportivos se les pueden suministrar medicamentos que nunca se prescribirían para los destinados a la producción de carne».

La receta electrónica se concibió en el consejo veterinario castellano y leonés y la colaboración con la Junta se inició en 2014, cuando se vieron «las coincidencias en los fines de quienes la tiene que utilizar y la Administración». El desarrollo de la aplicación informática necesaria ha supuesto «una importante inversión» —Luciano Díez no concretó la cantidad—, que se verá incrementada «en los primeros años de aplicación, en los que habrá que introducir los cambios que se vean necesarios con la práctica».

La inspección

La receta electrónica no supondrá la eliminación de la de papel. En principio está prevista su convivencia, al igual que en otros territorios en los que ya se utiliza, pero «toda receta deberá constar en el sistema». Facilitará el trabajo de veterinarios, dispensadores y ganaderos, que dispondrán de toda la información que precisan hasta ahora en formato digital, y la automatización de los procesos a los que la ley les obliga y, en especial, la labor de inspección de la Administración autonómica. «Sustituye a millones de papeles y no es lo mismo buscar entre éstos que en una base de datos que proporciona la información requerida en cuestión de segundos» y permite un mayor control que las inspecciones aleatorias que se realizan ahora.

La receta electrónica proporciona además «una mayor garantía de que no quedan medicamentos sueltos en el medio ambiente». Los veterinarios y ganaderos están registrados como usuarios de fármacos lo que les obliga «a tener un contrato con un gestor autorizado de este tipo de residuos, que ya obliga incluso a las clínicas de pequeños animales». Estos últimos establecimientos no estarán obligados, al menos de momento, a adherirse a la receta electrónica, aunque el presidente del consejo veterinario considera «que terminarán incluidos» en el nuevo sistema.



Club de prensa