+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

San Miguel de Laciana

 

PEDRO V. ÁLVAREZ COLLARPEDRO V. ÁLVAREZ COLLAR 10/02/2005

CREO HABER escrito alguna vez acerca del tema, pero no obstante, dará mi opinión, acertada o no, pero que no deja de ser una opinión más, sobre el intento segregacionista que vive San Miguel de Laciana con respecto a Villablino. Si bien es cierto que en unos momentos en los que estamos tratando de sacar adelante una Constitución europea (mejor o peor, este es otro tema); en unos momentos en los que, por fin, nos sentimos ciudadanos de un mundo del cual, apenas hace poco más de un par de décadas estábamos muy alejados y sin perspectivas de pertenecer al mismo. Si tendemos a una globalización, donde lo mayor está absorbiendo a lo menor, no por ello hemos de perder nuestro pequeño mundo que nos vio nacer, en detrimento de esas aspiraciones europeístas. Se puede ser ciudadano del mundo y no por ello dejar de ser bardín (natural de Sosas), lacianiego (del valle de Laciana), leonés (del Reino de León), y así sucesivamente y por este orden. Cuando alguna vez notamos un sentimiento reivindicativo de pueblos que, como San Miguel, han sido obligados a perder su identidad por motivos un tanto absurdos y que solo favorecían intereses personales (nada oscuros por cierto), nunca a intereses de mayorías; no podemos hacer otra cosa que apoyar esos sentimientos y procurarles toda la ayuda posible. San Miguel ha tenido a lo largo de los tiempos y hasta bien entrada la mitad del pasado siglo, una mayor importancia que Villablino, solamente tenemos que observar el dato de que en el año 1896, besando ya el siglo XX, mientras Villablino tenía 178 habitantes y ocupaba el sexto lugar de entre los pueblos del valle, San Miguel teniendo 267, ocupaba el primero. Igualmente mediados de 1928, Villablino contaba con 389 habitantes mientras San Miguel continuaba superándole con 447. El cómo y el por qué se anexionó San Miguel a Villablino en el año 1957 no importan tanto como el hecho de que se hiciera en contra de la voluntad del pueblo, que en un concejo público votó por dos veces en contra. No debemos olvidar que en aquellos momentos la soberanía no residía en el pueblo sino en el aparato burocrático y dictatorial del estado franquista y el oponerse de otra manera habría sido totalmente imposible. Por eso hoy, casi medio siglo después, un pueblo herido en su orgullo, y San Miguel siempre fue un pueblo orgulloso, reclama el recuperar la entidad como tal y dejar de ser un barrio de Villablino. Por eso y porque como decía, aunque vivamos en una aldea global, importa y seguirá importando tanto el hacia dónde vamos como el de dónde venimos. Maneras legales para hacerlo digo yo que existirán, siempre que exista voluntad por parte del consistorio y no veo motivo para que no sea así. Si dentro del Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local, y del Real Decreto 1.890/1986, de 11 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales; así como en la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases de régimen local, y otras muchas leyes, se contemplan tales posibilidades, será cuestión de que alguien tome la iniciativa y comience a mover los hilos necesarios para que así sea. A nosotros, como lacianiegos nos queda el deber de apoyar a que San Miguel de Laciana recupere su estatus como pueblo, con su junta vecinal elegida democráticamente, aunque en este momento no pueda ya salvar su braña, cosa que de haber sido entidad independiente podría haber tenido lugar. Así todo, es nuestra obligación ayudar a que una injusticia del oscuro período franquista, sea reparada. ¿No encuentran una similitud entre San Miguel y la región leonesa?

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla