+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La SAT del lúpulo demanda a la Junta su respaldo a los planes del cultivo

Reclaman ayudas a la modernización y a la investigación de nuevas variedades en León.

 

Los cultivadores de lúpulo y Hospteiner se reunirán hoy con la consejera de Agricultura. SARA CAMPOS -

18/10/2016

m. rabanillo | león

Los productores del lúpulo abordarán hoy con la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, las reivindicaciones del sector para impulsar el cultivo, que acaba de cerrar la primera cosecha desde que la multinacional estadounidense Hopsteiner entrara en el mercado español. La modernización de las explotaciones y el aumento de variedades son dos de las cuestiones que hoy se plantearán en el encuentro, dos retos para los que los cultivadores necesitan recabar el apoyo de la administración autonómica. La mejora de las prácticas fitosanitarias es otra de las reivindicaciones del colectivo que proyecta aprovechar el giro marcado por la multinacional americana para optimizar el cultivo en la provincia y aumentar la superficie y el número de productores.

Según el asesor jurídico de la Sociedad de Agraria de Transformación (SAT) Lúpulos de León, la reconversión varietal supondrá una pérdida de producción «ya que el cultivador pierde tres años desde que se planta», y es necesario que los productores se vean respaldados por la consejería para abordar un desafío de estas características.

Los cultivadores esgrimen la importancia que tendrá la expansión del cultivo del lúpulo en la provincia, ya que es una oportunidad única para fijar población, «pero para eso tenemos que conseguir mejorar las explotaciones agrarias», con el fin de atraer a los jóvenes agricultores, de ahí la relevancia de conseguir la colaboración de la Junta.

Hopsteiner y los productores ya han probado diez variedades en cinco parcelas de distintas localidades del Órbigo, unas pruebas que deberán someterse ahora a la prueba del paso del invierno, aunque de momento la evolución del cultivo en los campos de ensayo es positiva. La implantación de nuevas variedades supondrá, a largo plazo, mayor rentabilidad, pero la mecanización de las explotaciones es vital para que los proyectos de futuro prosperen.

El apoyo de las instituciones ya se ha materializado a través de las ayudas a la investigación de nuevos cultivos que ha permitido la creación de un grupo de trabajo de siete investigadores de la Universidad de León, que trabajarán en la elaboración de un estudio sobre la modernización del cultivo y sus posibilidades de desarrollo.

La Consejería de Agricultura ha planteado al ministerio que el lúpulo reciba ayudas asociadas de la Política Agraria Común (PAC) tras la revisión intermedia que los estados miembros realizarán mediado el periodo de aplicación.