+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PROVINCIA ■ EL ESTADO DE LAS CARRETERAS

Un tramo de seis kilómetros en la N-625 tiene 200 baches

Los alcaldes de Cistierna, Riaño y Crémenes llevan meses exigiendo su arreglo urgente

 

Con la crudeza del invierno en esta zona la situación se complica. CAMPOS -

Los baches suponen todo un peligro para la seguridad vial. CAMPOS -

JOSÉ Mª CAMPOS | CISTIERNA
12/03/2018

Malestar entre los alcaldes afectados por las carreteras N-621 y N-625 por el lamentable estado en que se encuentran, llenas de baches y muy deterioradas en el firme. Uno de los ejemplos más significativos está en la recta que une Villapadierna con Vidanes, de algo menos de seis kilómetros, que cuenta con más de doscientos baches, algunos de ellos de grandes dimensiones y profundos. Además hay que recordar que diariamente entran al polígono de Vidanes medio centenar de camiones que transitan por la N-625. Los alcaldes de Cistierna, Riaño y Crémenes se habían reunido con la subdelegada de Gobierno, Teresa Mata, hace algo más de medio año para solicitar actuaciones urgentes en estas carreteras que siguen sin llegar.

El alcalde de Cistierna, Nicanor Sen, manifestó que llevan años exigiendo una actuación integral por su mal estado. «Hemos presentado mociones y reclamado al Ministerio de Fomento una actuación que sigue sin realizarse», explicó Sen quien precisó que lo único que se ha hecho es rehabilitarla por tramos. Otras zonas, en las que no se ha actuado, se han deteriorado ahora por las inclemencias del tiempo y los temporales de nieve y lluvia. «Hay tramos de la calzada que estaba debilitada por la antigüedad y los últimos inviernos lo que ha hecho que la carretera esté llena de baches profundos que hace que sea un peligro para los usuarios». El edil de Cistierna señaló que circular por estas carretera ya es un peligro para los usuarios y afecta a los vehículos al no haber más que baches. «No se puede abandonar una carretera nacional tan importante para esta comarca», denuncia el regidor.

De la misma opinión es el alcalde de Riaño, Fernando Moreno, que lamentó que las carreteras N-625 y N-621 estén abandonadas cuando son la vía de entrada a toda esta montaña. «Desde la Subdelegación del Gobierno nos pidieron que solicitáramos por medio del pleno el arreglo de estas carreteras, se hizo y no nos han hecho ni caso», afirma el alcalde. Moreno critica cómo a las administraciones se les «infla la boca» hablando del medio rural. «A la hora de la verdad es una falsedad ya que en vez de potenciar el medio rural que lo están haciendo es que desaparezcan los pueblos. No quieren hacer nada por esta zona. Las carreteras están igual que el resto de servicios de esta comarca bajo mínimos», concluye.

Por su parte, el alcalde de Crémenes, Ángel Alonso, recordó que el tramo que atraviesa su municipio cuenta con baches que están creando problemas a los vecinos por los charcos y las piedras que se lanzan al transitar. «Es urgente una actuación total pero mientras tanto que al menos parchen los baches. Pero Fomento se había comprometido hacernos algunas actuaciones y no ha hecho nada».

Los baches suponen todo un peligro para la seguridad vial. CAMPOS



Club de prensa