+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El urogallo es una de las cinco especies cuya conservación peligra más este año

SEO/Birdlife pone el foco en las aves más amenazadas y propone actuaciones urgentes.

 

Un grupo de pollos nacidos en cautividad en un centro de cría. DL -

09/01/2017

m. carnero | león

SEO/Birdlife ha puesto de manifiesto cuales son las cinco especies de aves cuya conservación preocupa especialmente en este año que comienza. Se cernícalo primilla, el alimoche común, la cerceta pardilla, la pardela balear y el urogallo cantábrico.

Este último presenta un estado de declive poblacional en toda la Cordillera Cantábrica, y en especial en la provincia de León, donde hay zonas donde su presencia se ha reducido en un 70 por ciento. Se trata un ave emblemática, símbolo de la conservación de los bosques de las áreas montañosas del norte de la península Ibérica. Los esfuerzos técnicos, económicos y humanos realizados hasta el momento no han conseguido sacar a esta tetraónida del peligro de extinción.

Por eso, desde SEO/Birdlife se considera que esta ave de aspecto imponente y de llamativo comportamiento nupcial «sigue necesitando de medidas urgentes y eficaces para su conservación». Si no se detiene la degradación, destrucción y fragmentación de muchos bosques atlánticos, tanto en la Cornisa Cantábrica como en los Pirineos, el urogallo y otras aves ligadas a estos ambientes desaparecerán para siempre, y con ellas uno de nuestros tesoros naturales.

Así, la ONG ha anunciado que en este 2017 centrará sus esfuerzos en estas aves que habitan en zonas agrícolas, áreas rupícolas, humedales, medio marino y en bosques atlánticos, por su estado delicado y por su estado de conservación delicado y señala que centrará su atención en estas especies que sirven de «termómetro ambiental» de los ecosistemas donde viven.

El proyecto Life+ Urogallo culminó tras seis años de trabajo en los que administraciones estatales y autonómicas, la sociedad civil y el sector empresarial han puesto en marcha por primera vez acciones coordinadas y urgentes para mejorar la conservación de esta subespecie endémica de la cordillera Cantábrica. En este tiempo se han invertido 5,9 millones de euros en sentar las bases de la conservación futura de la especie, en base a la experiencia y al conocimiento científico y técnico adquirido, en mejorar su hábitat y en su cría en cautividad.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla