+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Reclamación

Villar del Puerto reclama el Faedo

La junta vecinal del pueblo de Vegacervera asegura que el bosque de hayas se encuentra en su territorio El presidente de Ciñera rehúye la disputa, pero recuerda que mantiene el paseo.

 

Una imagen del puente que salva el arroyo de Ciñera. JESÚS -

22/01/2018

A. Domingo | Redacción

La Junta Vecinal de Villar del Puerto —municipio de Vegacervera— reclama la titularidad del Faedo, bosque de hayas conocido hasta el momento como el Faedo de Cistierna. Así lo reclama la entidad local menor, cuya secretaria, Begoña Almuzara, apunta que el bosque se sitúa en terrenos del pueblo, pese a la costumbre de denominarlo con el topónimo del pueblo vecino. «Existen unos mapas y unos límites municipales y estamos cansados de esta situación». Por su parte, el presidente de Ciñera, Héctor Ordás, eludió ayer cualquier polémica sobre los límites de un pueblo, aunque destacó la estrecha relación del bosque con su pueblo, así como el coste que supone el mantenimiento de los puentes y el paseo.

De lo que no hay duda es que desde ambos pueblos se mira con orgullo el hayedo de ejemplares centenarios y que la ruta de ocio fue en su día senda para los mineros que bajaban de Villar a trabajar a Ciñera o Santa Lucía. Otros vecinos de Villar lo utilizaban como atajo cuando necesitaban dirigirse al valle vecino como atajo, aunque no durante el invierno, «cuando el sol no asoma» al recorrido y la nieve, el hielo y la humedad lo convierten en sendero peligros, señaló Almuzara, que protesta de que al desfiladero se le llame hoces o los pozos, «cuando siempre fue el Pozón».

La web del Instituto Geográfico Nacional (IGN) avala la tesis de Villar, pues sitúa el límite municipal en la campa de acceso al bosque. Además, la organización del trail que se organiza todos los años en la comarca de Gordón «nos pide permiso para pasar por el Faedo», denegado últimamente por la conservación del lugar.

Almuzara reconoce que el mérito de acondicionar el itinerario del Faedo corresponde a sus vecinos, a la Asociación de Amigos del Faedo (Adelfa), «aunque en la junta vecinal no consta que solicitaran permiso», aunque «es Ciñera la que repone una tabla si se cae».

«Lo sentimos como propio»

Para el pedáneo de Ciñera, Héctor Ordás, lo que apunten los mapas es lo de menos. «No voy a contradecir al IGN». Y recordó que a la junta vecinal corresponde «el mantenimiento de tablas y cuerdos» instaladas no para evitar la destrucción del manto de hojas. «Un hayedo no crece porque sí. Necesita unas condiciones determinadas en el suelo y este manto ayuda a conservarlas. Si desaparece, se secan las hayas y se acaba el bosque». Ordás señaló que si Villar del Puerto se hace cargo del mantenimiento del Faedo «ese dinero que ahorramos. Pero lo cierto es que cuando hay algo que arreglar tocan en mi puerta y no en la de otro».

Desde un punto de vista geográfico «el Faedo puede ser de Villar, pero en Ciñera lo sentimos como propio. Para ellos siempre fue el camino para ir a trabajar y para nosotros fue un espacio de ocio», el lugar en el que tantas tardes de verano pasaron, con la familia o con los amigos, «haciendo paellas y bañándonos en las pozas» del arroyo Ciñera, que atraviesa el bosque. Este uso lúdico del bosque era exclusiva de Ciñera: «a los de Villar nunca se les vio» realizar allí estos planes, menos frecuentes ahora por la gran cantidad de visitas que recibe el paraje. «El Faedo es un espacio público, para todo el mundo», concluyó Ordás.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla