Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

PAISANOS

Un actor en madreñas

Modesto Muñiz 'Sancho' da la vuelta al mundo con un anuncio de un Jeep junto a Jesús Calleja

EMILIO GANCEDO
29/03/2015

 
Noticias relacionadas

Hijo del peón caminero del puerto de Tarna, con sólo 14 años ya trabajaba en una mina de mercurio. ofició gran cantidad de labores, entre ellas la de barrenista y la de cocinero, y ahora es la estrella de un ‘spot’ televisivo en compañía de su amigo Jesús Calleja que ha dado la vuelta al mundo.

El ambiente relajado que se distingue o intuye en el anuncio de Jeep es el mismo que uno respira nada más franquear la puerta de la taberna-restaurante: afuera el cierzo dispara con posta y aún corren lenguas de nieve por las calles de Maraña, pero dentro hay calor camarada, bromas e ironías, y los ganaderos departen con los jubilados, el pescadero hace tiempo echando un vino, entra la cartera y reparte el correo como si aquello fuera el frente de Verdún, y un paisano de Blimea afincado en el pueblo («oye, y que no somos a echarlo», dicen los otros, resignados) cuenta chistes verdes siempre ambientados en el concejo de Caso. Por eso, cuando los del periódico manifestamos nuestro deseo de hacerle unas fotos a Sancho, famoso en todo el ciberespacio por protagonizar, junto a otros parroquianos, el spot de un todoterreno conducido por el televisivo Jesús Calleja, el bar ruge con una sola voz: «¡Pero ponte la indumentaria, home!».

La indumentaria cotidiana de Sancho consiste en una audaz combinación de pantalones de camuflaje, anorak, madreñas picudas, palo contundente y gorro de piel con expresivas orejas que le trajo un hijo «de un país de esos raros», todo lo cual le da aspecto de diosecillo montisco, de fauno serrano: una especie de Dersu Uzala de la montaña leonesa avezado a la compañía y al lenguaje de los perros y los ganados, pacífico, sencillo y de clara parla. Lo demuestra en la tertulia desplegada, cómo no, en la cantina de José Eugenio, y en ella revela las muchas vueltas y vuelcos que ha venido dando su vida, porque no todo es lo que parece tras el curtido rostro de este paisano. Por ejemplo, que no se llama Sancho aunque de esa forma le conozca el valle entero sino Modesto, nombre que le viene como pelliza al cuero. «De pequeño debía de ser gordo, muy gordo, yo ni me acuerdo», dice, y resulta difícil de imaginar, tan espigado como es, «por eso me empezaron a llamar Sancho, y así quedé». Quedó con nombre de rey orondo este hijo del peón caminero del puerto de Tarna por la parte de León (lo dice con bien de orgullo, y recalca: «¡Cuánto espaló aquel hombre!») y de la infancia se acuerda de los túneles que entre la nieve practicaban los vecinos para poder conectar unos pueblos con otros, y de las veceras, y de arrancar gamones, y de los 40 niños y 41 niñas que había en la escuela, y de ir anca’l señor Donato a escuchar la única radio que había, y también de aquellos profesores que vinieron a poner escuela de esquí y se maravillaron de la maña que se daba la mocedad local («buenos, muy buenos esquiadores dio Maraña», avisa, y entre la concurrencia hay un campeón veterano que guiña el ojo).

Le gustaba el ganado y de mayor quería ser tratante, pero a los 14 ya andaba trabajando en una mina de mercurio que hubo en el valle de Riosol («es malo el mercurio, es peor que el carbón») y con 16 marchó a Gijón a trabajar en las obras. «Bueno, al menos allí irías a la playa», se le comenta, y responde: «Sí, la mi playa era la hierba...». Porque los meses de verano venía al pueblo y todo era hacer marallos y andar con las vacas y coger lentejas y arvejos y las mil tareas que le ataban a Maraña hasta las navidades. Le llamaron a filas pero no le juzgaron apto («no sé qué verían...») y después vino un rosario de destinos diversos: en un bar de Barcelona donde el jefe de cocina casi se ahoga en el mar y de la noche a la mañana tuvo él que aprender a hacer paellas multitudinarias, en Riaño con el Pegaso de un vinatero yendo a León «a por vino, gaseosa y pesicola», de nuevo en Gijón en un lagar de sidra, en una mina de carbón en Colle (y en Boñar acertó a casar) donde el compañero que le cambió el turno murió en accidente, en una fábrica madrileña de lejías... de todo. Ahora, ya jubilado, se dedica a cuidar las vacas de un amigo, y cría yeguas de silla, y burrines para salvarlos del olvido, ¡y hasta un mulo! Y a pasar ratos agradables con amantes de la montaña como Jesús Calleja.

—¿Y no te pusiste nervioso cuando grabasteis el anuncio?

—A mí lo único que me pone nervioso es la mujer.

Grande.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León