+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CANTO RODADO

¡danzad!

la ciudad es un parque temático por el que enjambres de turistas y la calle está llena de supervivientes que ofrecen su música o simplemente piden

 

¡danzad! -

aNA GAITERO
26/11/2017

Hay una película de 1932 que relata el drama de la crisis económica de aquellos años en Estados Unidos en clave de baile. Danzad, danzad, malditos, de Sidney Pollack, cuenta la historia de una serie de personajes que bailan para comer. Van a concursos de baile a cambio de lo imprescindible para la supervivencia.

Y bailan. De la misma manera que Arty toca el acordeón en la calle Ancha o aquel hombre cuyo nombre desconozco mueve los hilos de una marioneta que parece que hace sonar un piano diminuto y lo hace muy bien. O el señor de las Pompas destila burbujas de ilusión...

La calle está llena de supervivientes. En una provincia con más de 30.000 personas en el paro y que se encuentra a la cola de las cifras de población ocupada, a los pobres de solemnidad les cuesta arañar alguna limosna. «Como yo no hago nada...», lamentaba ayer un mendigo en la misma calle Ancha. En Danzad, danzad, malditos, una pareja se enamora y la organización les propone que se casen y se divorcien allí para aumentar el interés del espectáculo.

Algo parecido a lo que sucede en los concursos actuales de la tele, ya sean de cocina o de música. Hay que danzar como malditos para que el engranaje funcione y la maquinaria del consumismo esté bien engrasada. No interesa lo feliz que puede ser la gente bailando o cantando, cocinando o tocando un instrumento. Paseando o plantando un árbol.

Comprad, comprad...

Comprad, comprad, malditos... es el lema del Black Friday, las rebajas, las campañas de Navidad, los cambios de temporada... En León no tenemos por qué preocuparnos. Ahora que somos manjar de Reyes nos van a conocer en los cinco continentes y vamos a convertirnos en un bocado exquisito.

En León, además tenemos el aliciente de que pronto todo el mundo se podrá dedicar a la jardinería y a hacer deporte con las mejores equipaciones del mercado. Vamos del paro al ocio. Un nuevo centro comercial acogerá a dos marcas de referencia. Así se hace barrio en la capital del viejo reino. Si primero fue La Chantría y luego el extrarradio, después vino el área 17 y un centro comercial en Eras de Renueva.Ahora le toca a La Granja. Quizá algún día las nuevas marcas patrocinen el arreglo de la fuente abandonada a su suerte en el parque. Como si fuera una víctima de la sequía o una venganza contra Morano.

Parque temático

La ciudad es un parque temático por el que enjambres de turistas corriendo de un lado a otro del casco histórico detrás de un paraguas, blanco, rojo o azul resulta difícil llegar a la piel de la ciudad real.

Pero hete aquí que a veces se acuerdan de la ciudadanía para algo más que para cobrar puntualmente el recibo del IBI. El Ayuntamiento de León prepara una norma para regular el paso de bicis, ciclistas, patines y peatones... con aportaciones de la oposición y grupos sociales. Esperemos que el espíritu de la movilidad prime por encima de la tentación de sancionar y hacer caja. Mucho me temo que si el coche no deja de ser el mayor beneficiario de la vía pública, poco espacio y muy disputado va a quedar para las viejas, que no nuevas, formas de desplazarse, señor concejal.

Libres

Ayer una mujer bailó al finalizar la marcha del Día Internacional contra la Violencia de Género en León y hubo quien no lo vio bien e incluso peligroso. No entendieron que la bailarina expresó con su cuerpo lo que una mujer dijo en Madrid: «Queremos ser libres, no valientes». Así que, danzad, danzad, mujeres.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla