+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Lisboa cambia su cara y su corazón

 

Lisboa cambia su cara y su corazón -

09/09/2018

Esto es el paraíso». Con estas palabras, acompañadas de unas bellas imágenes de playas vírgenes próximas a Lisboa, la cantante Madonna se ha convertido en el mejor reclamo para atraer a los extranjeros a la ciudad europea de moda, que cambia su cara, y hasta su corazón, dominada por la especulación

No es la primera vez que la cantante estadounidense, que reside en un palacete en la capital lusa, presume de las bondades de Portugal, que sufre una profunda transformación de la mano del turismo y la inversión extranjera.

Un cambio que es más profundo en ciudades como Lisboa y Oporto, sometidas a una mayor presión especulativa que ha disparado el precio de la vivienda y ha obligado a miles de portugueses a abandonar el centro y trasladarse a áreas periféricas más baratas.

El proceso se ha llevado por delante lugares simbólicos, como la centenaria confitería Suiça, en la popular plaza del Rossio de Lisboa.

La Suiça, que presumía de haber introducido el cruasán francés en Portugal, abrió sus puertas en 1922 y cierra ahora como propiedad de un grupo de inversión español. Por su barra pasaron María Callas y Orson Wells, entre otras muchas figuras, en la edad dorada de Lisboa, que ahora vuelve a vivir un boom con ilustres vecinos, como Madonna, Harrison Ford o John Malkovich. El edificio pasó a manos de un fondo de inversión participado, entre otros, por el tenista Rafael Nadal. Aprovechando su popularidad, el Fórum Cidadania Lx, enfocado en denunciar la pérdida del patrimonio de Lisboa, le escribió una carta que encabezó con un «estimado Rafael, no mate nuestras memorias», en la que recordaba que la pastelería está tan ligada a la ciudad y que «no hay nadie en Lisboa que no sepa donde queda la manzana de la Suiça».