+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El matrimonio preocupa a china

El descenso en el número de casamientos es una tendencia que comenzó en el gigante asiático en 2013, según apuntan los datos oficiales. Unas cifras que preocupan a las autoridades, mientras sociólogos y expertos tratan de encontrar las causas y ofrecen alternativas de lo más diverso para encontrar pareja.

 

lee -

EFE
08/07/2018

El descenso del número de matrimonios continúa en China, siguiendo una tendencia que comenzó en 2013, apuntan los datos oficiales, unas cifras que preocupan a las autoridades, mientras sociólogos y expertos tratan de encontrar las causas.

Unos tres millones de parejas han contraído matrimonio en China durante el primer trimestre de este año, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Asuntos Civiles. Esta cifra supone una reducción del 5,7 % con respecto al mismo período del año pasado y casi un 30 % desde 2013, cuando se registraron 4,3 millones de enlaces.

Factores como el rechazo al matrimonio, la opción de contraerlo más tarde o el aumento de la población urbana podrían ser algunas de las razones de que este fenómeno, analizan sociólogos al Diario del Pueblo, medio oficial del Partido Comunista.

Uno de ellos explicó que, fuera de China, la reducción de las tasas de matrimonio se ha convertido en tendencia mundial a medida que la población se urbaniza y se desarrolla la economía, lo que reduce en general el número de casamientos.

«El creciente número de graduados y postgraduados está haciendo retroceder el momento de empezar una carrera y establecerse», explicó el profesor Zhai Zhenwu, decano de la Universidad Renmin de China al citado periódico.

Las autoridades de Zhejiang, una de las provincias con menor tasa de casamientos, han decidido tomar medidas y han establecido una oficina para ayudar a la búsqueda de pareja.

Además, han creado una página de Internet para ayudar a promover las citas que ya cuenta con más de 13.219 personas registradas y que ha ayudado hasta el momento a más de 300 jóvenes a encontrar pareja, según medios oficiales de esa provincia.

En el otro lado, hay ejemplos como Min, una artista residente en Pekín para quien su soltería a los 32 años no es ningún drama. «No quiero casarme ahora. Creo que parte de la culpa la tiene el Gobierno, que no cumple con su responsabilidad en muchas cosas como la educación o la sanidad. La gente necesita resolver eso a través del matrimonio», explica a Efe.

Li Jianzhong, catedrático en lengua y cultura españolas de la Universidad de Pekín, apunta también a la diferente mentalidad de las nuevas generaciones. «Hoy en día los jóvenes dan prioridad al individualismo y quieren más libertad, pienso que por ello tienen menos ganas de casarse», asegura a Efe. «En mi juventud se estimaba más que la gente se ayudase mutuamente y había un dicho: yo para todos y todos para mí», añade.

Cui, ingeniero casado de 31 años, tiene clara una de las razones. «En primer lugar, el problema de la vivienda: si una pareja se casa y dentro de unos años no pueden comprar la casa tienen que seguir alquilando un piso y eso ya supone un problema», explica.

En cambio, Rong, una jubilada de 64 años, esgrime un punto de vista mucho más tradicional: «Si un hombre tiene 35 años todavía puede casarse con una chica de 20 años, pero no es lo mismo para las mujeres», declara a Efe.

Por ello, cree que «si las mujeres estudian muchos años y son sobresalientes y ya tienen una edad, no pueden tener muchas opciones buenas, así que a lo mejor prefieren estar solteras, de modo que menos personas se casan».

China ha entrado en una sociedad que envejece, con alrededor del 13% de personas de 60 años o más, según el censo de 2011, un proceso que puede acelerarse aún más si persiste el descenso de los matrimonios.

Cada vez más viejos

Según datos de 2016 del Instituto de Estadísticas de China, aproximadamente el 11% de la población supera los 65 años, cifras muy elevadas en comparación a una década antes, cuando únicamente el 7,9 % de la población alcanzaba esa edad.

Precisamente el problema del envejecimiento demográfico hizo que las autoridades de Pekín pusieran fin desde 2016 a la política del hijo único, que fue sustituida por la autorización para tener hasta dos descendientes.

La presión que se ejerce en la sociedad china para que las mujeres se casen y tengan hijos es muy fuerte, aunque la situación está cambiando poco a poco, sobre todo en las grandes ciudades y con las nuevas generaciones de jóvenes con educación superior.

Cuestión de datos

Estadísticas del Population Reference Bureau demuestran que cada minuto nacen aproximadamente en el mundo 267 personas y mueren 108. Lo que significa un crecimiento de 158 personas por minuto. De estas, cuatro pertenecen a países desarrollados y 154 a países en vías de desarrollo.

Y en el futuro seguiremos siendo más, las proyecciones para mediados del 2050 estiman la población mundial en casi diez mil millones de personas. Una situación que nos lleva a replantear los planes y programas de desarrollo humanos para afrontar los retos que el futuro nos depara. El Día Mundial de la Población que se conmemora el 11 de julio, pone estas y otras muchas cosas de manifiesto.

Este acelerado crecimiento de la población alcanzó su mayor nivel en el siglo XX. A inicios de este, la población mundial contaba con 1.600 millones de personas, una cifra que pasado el siglo simplemente se invirtió a 6.100 millones. De acuerdo al antropólogo y demógrafo peruano Carlos Eduardo Aramburú, unas de las etapas de mayor crecimiento demográfico fue «el de la posguerra (II Guerra Mundial) sobre todo en Estados Unidos llamado el «baby boom» de fines de 1940 y principios de los 50’s. De acuerdo a Stiglitz, esto no sólo se debió al optimismo del vencedor sino al crecimiento de la afluencia de la clase media y la mejora en la distribución del ingreso». Mientras que para la mayor parte de los países latino americanos, «el boom demográfico se ha dado en la segunda mitad del siglo XX, por las mejoras en la salud pública y el saneamiento». A raíz de esta situación, en 1989, el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), decidió celebrar cada 11 de julio el Día Mundial de la Población con el objetivo de centrar la atención en encontrar soluciones para los retos que el crecimiento poblacional supone, mediante programas y planes generales de desarrollo bajo el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

A partir de entonces, cada año, el evento centra su atención en temas de relevancia mundial. Así desde el 2003 hasta la fecha, los temas de interés han variado desde priorizar la ejecución de planes de desarrollo orientados a los jóvenes, desarrollar programas de planificación familiar, combatir la pobreza a través de la educación de las niñas y fomentar la igualdad entre las personas para que todos tengan la mismas posibilidades para alcanzar mejores niveles de vida

Sin embargo, existen grandes diferencias entre países sobre la carga poblacional que cada uno soporta y las características que presentan. La Base de Datos de la Población Mundial de 2010 del Population Reference Bureau señala que los países con mayor carga poblacional en 2010 han sido encabezados, sin lugar a dudas, por China (con 1.338 millones) y la India (con 1.189 millones). Estos países albergan casi el 37% de la población mundial.

Noticias relacionadas

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla