+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La nueva princesa

 

La prometida del príncipe Enrique de Inglaterra, Meghan Markle, sale de la Abadía de Westminster tras asistir al acto que conmemora el Día Anzac, la fiesta nacional de Australia y Nueva Zelanda. -

29/04/2018

Ella, estadounidense y exactriz. Él, quinto en la línea de sucesión de la realeza inglesa. Meghan Markle y el Príncipe Harry se darán el «sí quiero» el próximo 19 de mayo. La carismática pareja se conoció en el 2016 a través de un amigo en común.

Tardaron poco en confirmar su relación, debido a la exposición continua de ambos en la prensa, que hizo que no pudieran seguir negando lo evidente. Un año más tarde, en noviembre de 2017, confirmaron su compromiso ante las cámaras y esta primavera tendrá lugar la ceremonia. Se oficiará en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, en el Condado de Berkshire, que se encuentra a una hora al oeste de Londres.

Ambos ya viven en el Palacio de Kensington de la capital británica, junto con los Duques de Cambridge y la Princesa Eugenia de York y su prometido Jack Brooksbank.

Según informa la revista española ¡Hola!, la casa de los futuros Duques de Sussex se encuentra a muy pocos metros del apartamento 1A, donde residen los Duques de Cambridge, el Príncipe Williams y su esposa Catherine. Este cuenta con 120 habitaciones, entre despachos, cuartos específicos para los niños y otras salas, e incluso tiene un jardín privado.

Sin embargo, la casa dentro del complejo residencial de Kensington, donde viven Meghan y Henry, conocida como Nottingham Cottage, cuenta con apenas 125 metros cuadrados, repartidos entre dos habitaciones, un pequeño salón, cocina y baño.

La futura esposa del Príncipe Harry se ha mostrado siempre cercana con los que acuden a los actos de la monarquía y, según la firma internacional de investigación de mercados y análisis de datos YouGov, tiene un índice de aceptación entre los súbditos de la corona de un 49%.

RELACIÓN A DISTANCIA

La pareja se conoció por un amigo en común, al que prefieren mantener en el anonimato, según la entrevista que concedieron el mismo día de la publicación de su compromiso, el pasado mes de noviembre. Justo fue en esas fechas en las que Meghan abandona la serie de televisión americana en la que participaba Suits, con lo que empiezan las alarmas de compromiso, y poco después se muda a Kensington Palace.

En un principio, la relación de la pareja fue totalmente a distancia, porque ella estaba con la grabación de su papel como Rachel Elizabeth Zane, en Toronto (Canadá), y él con sus obligaciones como «royal», pero afirman que disfrutaron de seis meses en la intimidad en los que pudieron conocerse bien y sin la presión de los focos.

Ninguno sabía, prácticamente, nada del otro cuando se conocieron, el hijo menor de Lady Diana no había visto la serie que protagonizaba ella, pero la prometida no conocía tampoco, apenas, la vida del pequeño vástago del Príncipe de Gales.

Ahora, sin embargo, ninguno duda de que su amor será para siempre. Tanto es así que, según han publicado varios medios, se casarán sin firmar acuerdo prematrimonial, al igual que hicieron William y Kate, a pesar de que el patrimonio de él alcanza los 57 millones de dólares y el de la exactriz estadounidense es de 5,7 millones de dólares.






Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla