+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los números y el cáncer

 

Los algoritmos matemáticos servirán, según un nuevo proyecto presentado esta semana, para anticipar las resistencias a los tratamientos y evitar las recaídas. -

aGENCIAS
18/02/2018

Las matemáticas pueden ser un arma eficaz que ayude a los científicos a combatir la leucemia infantil y evitar las recaídas, con algoritmos que procesen «la enorme cantidad de información» que proporcionan las pruebas y de la que solo se utiliza una parte.

Para ello, un grupo de investigadores han puesto en marcha un proyecto de financiación colectiva, denominado «Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil», que se ha presentado esta semana con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer que se celebró el jueves. Lo han puesto en marcha investigadores de la Universidad de Cádiz, del Laboratorio de Oncología Matemática de la Universidad de Castilla-La Mancha y de la Unidad de Hematología Pediátrica del Hospital de Jerez

El proyecto pretende ayudar a que se reduzcan las recaídas de los niños con leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer de la sangre en el que se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros.

Las células cancerosas se multiplican rápidamente e invaden a las células normales de la médula ósea, impidiendo que realicen su función habitual. Los tratamientos actuales consiguen curar al 80% de los niños afectados, pero todavía la recaída afecta a entre el 15 y 20 % de los niños afectados y supone «la quinta neoplasia más frecuente en la edad pediátrica y una de las más letales», según explica la Universidad de Cádiz.

Los científicos estiman que estos datos indica que aún se desconocen factores de pronósticos que permitirían identificar correctamente el grupo de riesgo, encontrando «nuevos biomarcadores moleculares que permitan a la comunidad científica dar en la diana terapéutica con la cuál se eviten las recaídas y ayude a conseguir la curación del 100 % de los pacientes».

Para conseguir este objetivo, investigadores de la Universidad de Cádiz, del Laboratorio de Oncología Matemática de la Universidad de Castilla-La Mancha y de la Unidad de Hematología Pediátrica del Hospital de Jerez han puesto en marcha este proyecto, coordinado por la profesora María Rosa Durán.

Los algoritmos matemáticos servirán así para anticipar las resistencias a los tratamientos y evitar las recaídas, utilizando «la enorme cantidad de información» que proporcionan algunas pruebas celulares y de la que «sólo se utiliza una pequeña parte para identificar el fenotipo del clon mayoritario».

Buscar patrones de clones minoritarios que puedan estar relacionados con una posible resistencia al tratamiento es uno de los retos de este proyecto. «En nuestra investigación queremos revisar los factores que afectan al diagnóstico y a la clasificación de las leucemias agudas y todos los datos útiles que nos aporte el seguimiento de la enfermedad mínima residual», ha explicado la coordinadora

La amplitud del proyecto dependerá del apoyo de ciudadanos y entidades privadas, cuyas donaciones se destinarán principalmente para un contrato de investigación a tiempo completo durante un año para desarrollar los algoritmos matemáticos que permitan lograr los objetivos del proyecto.

Buscar tiempo en otra localidad