+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Peugeot 206, hito histórico para la marca Historia de «2»...

A punto de ser sustituido por el 207, el Peugeot 206 deja tras de sí una estela de éxitos comerciales para su fabricante: 5.350.000 unidades vendidas en siete años, además de una amplia gama de carrocerías y versiones de motorización entre los

 

JAVIER FERNÁNDEZ | textoJAVIER FERNÁNDEZ | texto 26/02/2006

El 206 puede presumir de haber marcado todo un récord en la historia, ampliamente centenaria, de Peugeot: más de 5,3 millones de unidades en siete años (1998-2005), con lo que el «6» destrona a su antecesor 205 que, en dos veces más de presencia comercial en los catálogos de la marca (1983-1998), contabilizó 5.278.000 unidades. A la vez, el 206 WRC (la versión del Mundial de Rallyes) ha conseguido vencer a su «rival», el mítico 205 Turbo 16, que también marcó una época: tres títulos de Constructores para el 206 WRC frente a los dos obtenidos por el Turbo 16. Disponible en carrocerías de tres y cinco puertas, SW (familiar con techo acristalado), CC (Coupé-Cabriolet) y, últimamente, el Sedán de cuatro puertas y maletero separado, el 206 resulta ser uno de los más contundentes ejemplos de lo que, en Peugeot, se conoce como el efecto «margarita», cuyos «pétalos» se declinan en distintas versiones a partir de una inicial plataforma. Una política comercial que Peugeot viene utilizando profusamente en los últimos tiempos y en sus modelos de mayor tirada. Por cierto, el 206 Sedán (que no se conoce en España) es una versión -se diría «emergente»- que se monta en Irán, dentro del marco de cooperación de Peugeot con Irán-Khodro, que se exportará también a ciertos mercados de Europa Oriental y del perímetro mediterráneo durante el primer semestre de 2006. Con una estética que inauguró un evidente «aire de familia» en los diseños de Peugeot (afilado morro de faros rasgados), el 206 se ha convertido en el protagonista de casi una treintena de películas publicitarias nacionales e internacionales, producidas entre 1998 y 2005, cuyo máximo exponente es El escultor , «León de Oro» (Venecia) y «Gran Premio de la Prensa» (Cannes) en 2003. Este anuncio -ya saben, el muchacho que «construye» su 206 a martillazo limpio- fue también el más premiado en Europa durante 2003, logrando llevarse hasta una decena de distinciones. Líder del segmento europeo de polivalentes («B») desde 1999, el 206 situó su cota productiva en torno a las 800.000 unidades anuales durante cuatro ejercicios consecutivos (2001-2004). Tras haber sido el coche más vendido en Europa (2002), se mantuvo habitualmente en el trío de cabeza del mercado europeo y, desde 2004, las versiones de carrocería Berlina y SW disponían de una motorización diesel HDi con la primicia del filtro de partículas FAP, oferta que se extendía al CC en la primavera de 2005. Actualmente todavía comercializado en 145 países de todo el mundo, hasta que sea paulatinamente sustituido por el nuevo 207, el 206 ilustra, desde hace años, la internacionalización de Peugeot, cuya tasa de exportación se cifra en el 75%. Con más de 3,8 millones de 206 recorriendo aún las carreteras de Europa Occidental, de los que 1.353.400 están en Francia, sus principales mercados europeos -excluido el matriz francés- se centran en el Reino Unido (606.900 unidades), Italia (508.600), España (439.900) y Alemania (363.800 unidades). Excluyendo la Europa Occidental, 192.000 unidades del 206 han encontrado «sitio» en Brasil, casi 100.000 se vendieron en Argentina, 46.300 en Japón, 43.000 en Chile, 36.000 en México, 27.000 en la Reunión, 20.000 en Israel y 15.500 en África del Sur. Sexta generación en la familia «2» de Peugeot, el 206 añadió recientemente su producción a las de sus históricos ancestros (nacidos allá por 1929), lo que le permite representar casi un 30% del total de la producción acumulada de la marca desde sus orígenes. Actualmente, la familia «2» reivindica prácticamente los 13,2 millones de unidades fabricadas. WRC El 206 WRC inició su carrera deportiva en 1999 con una participación «ensayo general» en 6 pruebas del Mundial de Rallyes. Al año siguiente, en su primera temporada mundialista completa, ya se alzó con el primer título de Constructores, galardón que se renovaría en 2001 y 2002. El primer piloto del equipo, el finés Marcus Grönholm, se alzaría por dos veces con el título de Pilotos: 2000 y 2002. En cuatro años de participación deportiva, el 206 WRC consiguió forjarse un abultado palmarés: 24 victorias (6 en 2000, 6 en 2001, 8 en 2002 y 4 en 2003), 26 segundos puestos (1 en 1999, 5 en 2000, 4 en 2001, 11 en 2002 y 5 en 2003) y 15 terceros (2 en 2000, 6 en 2001, 2 en 2002 y 5 en 2003). En total, 65 podios. |||| La cifra mágica de Peugeot, el «2», comenzó a adoptarse en 1929 con el modelo 201; vehículo que inauguraría también la serie de tres cifras con el cero central. Aquel ancestro del 206, que contabilizó 142.309 unidades y muy bien hubiera podido apoyar el actual discurso del fabricante: la estrategia de la «margarita», entonces presentada bajo tres carrocerías: Berlina, Torpedo y Cabriolet. Innovador, fue el primer vehículo de gran serie equipado con ruedas delanteras independientes y con un doble limpiaparabrisas automático. En 1938, el 202, presentado bajo la forma de Cabrio y con los faros escamoteados bajo la barrada parrilla frontal, sólo consumía «7 litros a los 100 Km.» -como rezaba su publicidad- tendría una producción de 130.000 unidades. Tendría que pasar una década (octubre de 1948), tras la Segunda Guerra Mundial, para que volviera a reanudarse la serie «2» con el 203. Es verdad que seguía manteniéndose en catálogo el 202, pero el recién nacido 203 ofrecía un nuevo diseño, fundamentalmente familiar y con renovados «pétalos»: Berlina con techo corredizo, una versión «Negocios», un Cabriolet, un Break familiar... Montaba caja de cambios de 4 velocidades (todo un avance en la época) con la cuarta desmultiplicada en «superdirecta» para la obtención de bajos consumos. Fiel al espíritu deportivo de la marca, el 203 participó profusamente en las carreras y raids del momento, como la «París-La Cap-Argel-París» de 1951 y en diversos rallyes (Monte Carlo, Mille Miles...). Para mantenerse dentro de la «numerología», el 203 permitió a Peugeot superar su primer millón de unidades (1952) desde la fundación marca. Aunque lo más significativo, con vistas al futuro productivo de la empresa, fue que muchos de los órganos mecánicos del 203 podían utilizarse en varios modelos diferentes con el fin, como fácilmente puede suponerse, de dividir los gastos de lanzamiento. La caja de cambios sincronizada que equipaba el 203 en 1954, serviría también para el nuevo 403. Incluso la tercera generación de los «2» (685.828 unidades) se incorporó también a las tendencias 4x4 con una corta incursión en una categoría denominada entonces como «vehículos ligeros de reconocimiento». A mediados de los sesenta, y como adelantándose al futuro, Peugeot lanzaba el 204: un «pequeño vehículo», que compartía catálogo con la berlina 404 y que puede considerársele como antecesor de los actuales polivalentes. La innovación se plasmaba entonces (1965) en una carrocería dibujada por el diseñador de culto en la marca: Pininfarina, cuya envoltura vestía un coche de tracción delantera con motor de aluminio y con los elementos de transmisión lubricados por el mismo aceite del motor. De forma que la seria de los «2» podía incluso reivindicar la incorporación de algunos «3», dado que el 304 recuperaba en buena medida las bases técnicas del 204. El 204 se convertiría, durante años, en el modelo más vendido en Francia (1970-71), aportando a Peugeot sus 1.604.296 unidades suplementarias. Con el 205 llegaría la gran revolución, tecnológica y comercial, a Peugeot. A partir del invierno de 1983 la leyenda «2» no sólo adquiere una nueva dimensión, también se nutre de nuevas propuestas tan sugestivas como rompedoras : GTi y Turbo 16, dos mitos en la historia de la compañía, mientras comienzan a aparecer las llamadas versiones de serie limitada («Juniors», «Rolland Garros»...). Con la aportación de los Jean Boillot, Gérard Welter, Paul Bracq -es el estilo maison que ha llevado a la confrontación amistosa con Pininfarina- AriVatanen y otros más, el 205 se convierte también en un nuevo modelo de récords: 5.278.000 unidades producidas. Retirado en plena gloria, como los grandes campeones, el 205 cederá el testigo al contemporáneo 206 del que no podrá hacer un balance definitivo hasta el año 21... De momento, sólo el botón de muestra... casi 13,2 millones de unidades contabiliza hasta la fecha la familia «2»; con lo que los doses vienen participando en prácticamente el 30% de la producción acumulada por Peugeot desde sus orígenes; en sus mayor parte, en el contexto de los últimos veinte años. Continuará...




Buscar tiempo en otra localidad