+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Repsol Classic Team, la mítica «R» vuelve a correr

La famosa «R» de Repsol, el primer equipo profesional de carreras que hubo en España a principios de los años 70, renace para correr pruebas de clásicos, una especialidad cada vez más en auge. Con una docena de coches de época, los integrantes

 

JAVIER FERNÁNDEZ | textoJAVIER FERNÁNDEZ | texto 16/03/2008

Más de una docena de vehículos con el cuño de las más prestigiosas marcas que han hecho historia en el mundillo de la competición (Renault Alpine, Ferrari, Jaguar, Alfa Romeo, Lancia...) componen el «Repsol Classic Team», una formación que pretende reverdecer los laureles que en su día, a principios de los años 70, que cosecharon auténticas leyendas del panorama automovilístico español: Alberto Ruiz-Giménez, Eladio Doncel, José Manuel Lencina, Ricardo Muñoz... También Angel Nieto (Derbi, 1971) formó parte de aquel equipo. Ahora, los pilotos son otros, y tan apasionados por una especialidad, la de las carreras de clásicos, que está tomando un auge espectacular en los últimos tiempos. Participantes habituales en carreras de clásicos como Carlos De Miguel, periodista especializado que atesora una de las mejores colecciones que existen en España, Ortega y Arias, compartirán volante como con pilotos -de ayer y hoy- tan reputados como Antonio Zanini, Lucas Sáinz, Carlos Oñoro, incluso los mismísimos Doncel y Lencina, Muñoz y Aguilera. El «Repsol Classic Team» abordará este año un ambicioso calendario nacional e internacional, llevando la histórica «R» hasta la salida del Gran Premio de Mónaco Historique, las 24 Horas de Le Mans Classic y el Tour de France, el Rally de Argentina y el de Portugal; también el Tour de España, las 8 Horas del Jarama o el Barcelona Endurance de las Le Mans Series. El debut oficial de la «R» de Repesa, posteriormente convertida en la actual Repsol, se produciría en 1970, después de que un año antes (1969) lo hicieran los Lancia Repsol de la escudería italiana Jolly Club -otra de las referencias deportivas de la época-. Al principio de la década de los 70, los Porsche 911 S estaban en manos de Eladio Doncel, Albero Ruiz-Giménez y José Manuel Lencia -los aficionados leoneses recordarán aquellos rallys Ciudad de Oviedo, donde participaban asiduamente-, mientras Gargallo, De La Peña y Jaime Lazcano lo hacían en circuitos. En aquella época la Escudería Repsol, el primer equipo organizado profesionalmente en nuestro país, contaba con algunos de los mejores coches del momento: dos Porsche 911 S Grupo 4 (rallys), un BMW 2002 Ti Grupo 2 para circuitos y un Porsche 908 Spyder para montaña. Siguiendo aquella mágica estela, el nuevo «Repsol Classic Team» retoma, no sólo los anagramas, las bandas azul marino y rojo sobre carrocería blanca, la famosa «R» y la organización profesional, también el espíritu de abarcar varias disciplinas del automovilismo deportivo. Tres Alpine 1600 SX participarán en rallys; un BMW 2002 Ti, un Alfa Romeo 2000 GTV, lo harán en circuito. La Escudería Repsol tomo definitivo cuerpo en 1970, con Eladio Doncel como director y primer piloto y fijándose como principal objetivo el Campeonato de España de Rallys. Como curiosidad para los amantes de las cifras, apuntar que el primer presupuesto que aprobó la petrolera para el equipo de carreras ascendía a 8,5 millones de pesetas, de entonces , y ello teniendo en cuenta que un Porsche 911 de calle costaba en torno al medio millón de pesetas y que la exigua preparación de la época ascendía a 550.000 pesetas. En los tres años que se mantuvo la Escudería Repsol (1970, 71 y 72) Albero Ruiz-Giménez se alzó con el título nacional de rallys en 1970, logrando también numerosos triunfos en las otras temporadas. La creación de la escudería permitía a los pilotos luchar de tú a tú con los equipo oficiales del momento: Seat, que también contó con el apoyo de Repsol (1972) en su calidad de suministrador productivo o de Renault, que se alzó con el título en 1971 gracias al especial sistema de puntuación que favorecía a los coches fabricados en España (el Alpine se fabricaba en Valladolid) o que tenían elementos fabricados en nuestro país, frente a los importados (la marca del rombo contaba con un Alpine 1800 «hispanizado». En definitiva, que este de 2008 viene a significar otro hito en la patrocinio deportivo de Repsol, retomando los logos que hicieron furor en una época y que, seguro, volverán a cautivar a los jóvenes aficionados... que ni siquiera habían nacido cuando al «R» era un símbolo deportivo en la incipiente competición automovilística española.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla