+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Servicio municipal desde hace 95 años

 

25/01/2015

El uso de la madera en la construcción derivó en ocasiones en grandes incendios. Cuenta Luis Pastrana que uno de los más importantes afectó a tres calles en 1308. Otro, en 1654, propició el derribo de muchas casas, lo que dejó libre el espacio para levantar la Plaza Mayor. Pero el más famoso, sin duda, fue el incendio de la cubierta de la Catedral, en 1966. O más reciente, el fuego que se propagó hace un par de años de la sede municipal de Ordoño II.

Hasta 1834, apagar incendios era cosa de voluntarios en León. Ese año, el Ayuntamiento creó una compañía de seguros y una junta de incendios, a la que se adhirieron los propietarios de 27 edificios y el Cabildo de San Isidoro, aunque regía para toda la ciudad al considerarse «obligados a hacer bien a sus convecinos». La llegada del ferrocarril, poco después, propició que el Pleno aprobara, en 1877, el repique de campanas en las parroquias de la ciudad cuando se detectara un fuego.

El Consistorio llegó a entregar una subvención de 2.000 pesetas al año a esa sociedad por hacerse cargo de la extinción de incendios, pero el crecimiento urbano y los nuevos tiempos hicieron que el 8 de febrero de 1920, hace 95 años, el Pleno del Ayuntamiento decidiera municipalizar el servicio.

Noticias relacionadas

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla