+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

MODA

¿Tacones? no, gracias

El calzado plano lleva varias temporadas siendo tendencia, este verano se imponen las sandalias planas Por comodidad o también por romper códigos

 

La actriz estadounidense Kristen Stewart se quita los zapatos para subir la escalera a su llegada a la presentación de 'BlacKkKlansman' hoy, lunes 14 de mayo de 2018, durante la edición 71 del Festival de Cannes. - Andreas Rentz

cARMEN mARTÍN
03/06/2018

Bien por comodidad, bien por rebelarse contra los estrictos y sexistas códigos de etiqueta que se imponen en el Festival de Cannes, las mujeres están dejando atrás los tacones y dicen un rotundo ¡no! a los diez centímetros de más. «La sensualidad no viene de unos tacones», ha dicho en varias ocasiones la exmodelo, diseñadora y estilista, Inés de la Fressange.

En la pasarela y en la calle se prescinde de los tacones. Las últimas propuestas apelan por la comodidad y por la belleza de modelos planos bordados, adornados con borlas o fabricados en rafias y tela vistosas.

Se deja a un lado los estiletos de tacones infinitos y se rinde culto a la sandalia plana, los mules, los mocasines o las bailarinas. Lo que no significa que se tenga que bajar del tacón definitivamente, sino que el calzado alto, que optimiza estilismo, es una opción, no obligación.

Sí, se sabe que las alturas no están reñidas con la comodidad, pero ahora, las sandalias planas son tan lindas que incluso resultan más sofisticadas que los tacones, como las sandalias de tiras finas que, junto con los modelos estilo alpargata, se han convertido sin pretenderlo en el calzado estrella de este verano, además tienen la virtud de encajar con pantalones y vestidos.

El zapato plano otorga estilo sin mucho esfuerzo. Antes, parecía que no se podía construir un buen estilismo sin unos tacones potentes, sin embargo, grandes diseñadores defienden los zapatos planos que han llegado para quedarse. Son tan bonitos como los modelos altos y ofrecen confort, un dato importante teniendo en cuenta que la mayoría de los días se sale de casa por la mañana y se vuelve de noche. Además, este verano, las chanclas abandonan su hábitat natural, la playa y la piscina, y caminan también por el asfalto. Fabricadas con mimbre, en PVC, piel o satén, y adornadas con flecos, plumas, pedrería, abalorios de colores, lazadas o broches de cristales, la chanclas se encargan de refrescar el look. Otra de las tendencias es la sandalia de suela gruesa y tiras anchas que se convierten en la pala, modelos no muy bonitos, pero sí muy cómodo, al igual que las zapatillas deportivas que se conviven con pantalones y faldas por igual. Los diseños de Gucci, Dolce&Gabbana, Dior, Converse o Chanel aportan color y deportividad al estilismo.

ACTRICES QUE DICEN «NO»

Desde hace años, las alfombras rojas son potentes pasarelas donde se ven los mejores estilismos y las últimas tendencias. Hace unos días, en la 71 edición del Festival de Cannes, la actriz estadounidense Kristen Stewart, que también formaba parte del jurado, aprovechó para rebelarse contra los estrictos y sexistas códigos de vestimenta que impone el certamen. Kristen decidió quitarse los tacones antes de subir la famosa escalera. Con esta actitud la actriz seguía la estela y la nueva tendencia de calzarse con comodidad, una moda a la que también se sumaba la también actriz francesa Marion Cotillard, quien lució unas botas planas a la altura de las rodillas con cordones, de estilo rockero, para presentar su nuevo proyecto, la película ‘355’. Así, con naturalidad dijo adiós a los tacones, una protesta que el año pasado ya protagonizó la «princesa de América», Julia Roberts, cuando decidió quitarse los tacones y aparecer descalza sobre la alfombra roja francesa.