+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Tóxicos

 

Tóxicos -

Vanessa Carreño
14/01/2018

Todos conocemos a alguna de esas personas tóxicas que roban la energía de los demás y hacen que uno se sienta mal a su lado. Unas son agresivas y le atacan directamente, y otras lo hacen de forma más sutil, a través de la queja, la negatividad, el chantaje emocional o el victimismo.

Los motivos por los que alguien se convierte en una persona tóxica pueden ser muchos: desde una baja autoestima, a la falta de habilidades sociales o el miedo al rechazo.

Y, como es muy probable que tenga a alguien así en su entorno, aquí tiene siete claves para tratar con este tipo de personas:

—Nunca intente cambiar a un tóxico. Porque no funciona. En vez de eso, enfóquese en cambiar su forma de pensar y de responder cuando trata con esa persona.

—Olvídese un poco de usted mismo. Haga el esfuerzo de ponerse en el lugar de la otra persona y pregúntese cosas como «¿qué hace que necesite comportarse así?», «¿a qué tiene miedo?», «¿qué es lo que está buscando?». Puede ser atención, reconocimiento, sentirse valorado por los demás…

—No entre al juego. Puede defenderse sin necesidad de atacar al otro, por ejemplo con un silencio o poniendo límites. Es decir, lo que haga la otra persona no tiene por qué influir en cómo usted quiere responder o comportarse.

—No se lo tome como algo personal, porque no lo es. Lo que hace esa persona no tiene nada que ver con usted.

—Hágale de espejo. Pruebe a mostrarle lo que está haciendo. Por ejemplo, «fíjate en que me estás gritando», o «cuando me hablas así me siento obligado a venir a verte, y quiero hacerlo porque me apetece».

—Aprenda a poner límites y a decir que no. Atrévase a decir «hasta aquí», «no quiero que me trates así» o «si sigues hablándome de esa forma me iré».

—Tome distancia. Si nada de lo anterior le funciona, sepa que tiene derecho a decidir alejarse de esa persona.

Eso sí, nunca olvide que una persona tóxica no lo es porque elija serlo, sino porque no sabe ser de otra forma. Y recuerde que todos podemos ser tóxicos en algún momento. De hecho, todos lo somos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla