+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CANTO RODADO

trincheras

A los cien años de la revolución soviética triunfa la revolución del dinero y montoro obliga a los municipios a pagar la deuda interminable

 

trincheras -

aNA GAITERO
03/12/2017

En la plaza del Grano han levantado una trinchera del poder. Los viejos cantos rodados de su solado, guardados en gigantes bolsas blancas, semejan eso, un parapeto tras el que se agazapa el Gobierno municipal, capaz de gastarse 600.000 euros en una obra que podría haberse hecho con esmero y a menos precio.

Pero ha triunfado el menosprecio. Y el atrincheramiento impermeable a las demandas de una parte importante de la sociedad leonesa. La ciudad se construye a golpe de intereses por encima de su población; eso sí, con los impuestos de la ciudadanía. Pólvora ajena.

El Palacio de Congresos, la batalla perdida de la periodista Camino Gallego, como lamentó en su última columna en el Diario de León, es un ejemplo de la megalomanía que asola a las ciudades del siglo XXI y de la que León no se ha escabullido pese a su ADN de viejo reino.

Más de 70 millones de euros invertidos en un terrón de azúcar de acero y cristal en una provincia que languidece entre las nieblas del envejecimiento demográfico mientras el turismo-ficción emerge en la estación y ya soñamos con ver correr por los raíles inexistentes al tren de la Vía de la Plata, que la diputada Ana Marcello ha rescatado en una Comisión de Fomento... 30 años después y una promesa incumplida de Zapatero.

El poder del dinero

La manía de construir la ciudad a espaldas de la ciudadanía y para mayor gloria de sus próceres se ve en la fiebre de rotondas que luego adorna el poder del dinero. El Colegio de Enfermería, que aparte de centenario debe ser millonario, acaba de colocar una descomunal escultura de tres toneladas en homenaje a la profesión en una glorieta del barrio de La Palomera. Desconozco si la Enfermería en general y la leonesa en particular se identifica con esas manos de gigante, pero a mí, como vecina y potencial paciente, me resultan demasiado duras para representar los cuidados de la enfermería. La idea es buena, el resultado... Opinen. El colegio dio voz al artista y Jorge Aller se ha expresado con contundencia. Ojalá se pudiera expresar así la ciudad y su vecindario. Decidir lo que se pone en cada plaza y el nombre de las calles. O la prioridad de los arreglos y ornamentos.

Personalmente, me gustan más las esculturas con las que se puede hablar de cerca, como La Vieja Negrilla de Amancio, en la plaza de Santo Domingo. Postrada en el suelo, a pie de calle, soporta el peso de la alegría y el estertor de las risas de niños y niñas.

El mar de León

Supongo que a los habitantes del siglo XVIII también les impactó la fuente de Neptuno en la Catedral, con el dios de las tempestades armado con el tridente. Esa que la II República y el alcalde Miguel Castaño trasladaron a la plaza Mayor y que desde la posguerra custodia el Jardín de San Francisco como si fuera el mar de León.

Sin duda, Juan Carlos Vázquez, periodista y ya escritor, ha mirado muchas veces a este Neptuno ilustrado y leonés de tierra adentro mientras escribía Los nombres de los barcos, libro con el que acaba de ganar el premio Felipe Trigo de novela. ¡Enhorabuena!

Como el monumento a la enfermería se inauguró a primeros de noviembre y estamos en el centenario de la revolución soviética hubo quien, confundido por su toque de realismo socialista, pensó que se trataba de un monumento a la lucha obrera... En León... En fin...

Cien años después de aquel octubre rojo es el poder el que ha tomado las trincheras. Los bancos con el dinero de los rescates y Montoro haciendo pagar la deuda interminable a municipios, diputaciones y autonomías y penalizando el gasto social. La revolución del dinero ha triunfado.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla